Alberto Bernabé

Alberto Bernabé

Economista por la Universidad de La Laguna, estudió un año en los Estados Unidos y posee un programa de alta dirección por el Instituto Bravo Murillo.

Tiene una dilatada experiencia de 25 años en el sector turístico y en gran medida en el sector público.

Inició su andadura profesional en la patronal hotelera Ashotel, como responsable de los programas de formación y empleo de los hoteles de la provincia de SC de Tenerife.

Posteriormente, se le encomendó crear lo que sería la Sociedad de Desarrollo de la cocapital de Canarias, Santa Cruz de Tenerife, gerenciando la misma durante 4 años.

En 2004 es nombrado gerente de la sociedad pública del Cabildo de Tenerife, Turismo de Tenerife, labor que ejerce durante 8 años.

En 2011 tiene su primera experiencia política, convirtiéndose en Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de la capital de la isla, con la responsabilidad del área de hacienda, patrimonio y tecnologías.

Ya en 2015, se convierte en Vicepresidente y Consejero de Turismo y Acción Exterior del Cabildo de Tenerife. Hasta junio de 2019 ostenta por tanto las competencias plenas en Turismo de Tenerife, como Presidente y todas las funciones inherentes al sector, además de CEO en Teleférico del Teide. En junio de 2019 pasa a ser Consejero en la oposición, hasta febrero de 2020 en que devuelve su acta para dedicarse al sector privado

En la actualidad, es Asesor Turístico y PwC Senior Advisor en España.

Colabora en las temáticas de internacionalización y turismo.


El que no corre, no vuela

El que no corre, no vuela

Bueno, el refrán es al revés, pero sirve como introducción para una nueva reflexión sobre la situación turística en España y en particular en Canarias.

Miramos al cielo y prácticamente no vemos aviones. Hace poco, ver las típicas estelas blancas en nuestros cielos, era parte del paisaje, de una normalidad a la que nos acostumbramos desde que muchos nacieron.

Los menores de 40 años no conocieron otra cosa, para ellos, el turismo, con más o menos éxito siempre estuvo ahí, salía el sol, los aviones aterrizaban uno detrás de otro, a todas horas, todos los días del año, todos los años, sin aparente esfuerzo... era lo normal. Y España y Canarias prosperaron al calor de esta industria.

El turismo en la encrucijada

El turismo en la encrucijada

En el tiempo que tardas en leer este artículo, debían haber aterrizado en Canarias, unos 500 clientes, dispuestos a que una parte de su riqueza se convirtiera en la nuestra (a razón de unos 1000€ cada uno); pero en este mismo tiempo, no vendrá ninguno, ni la semana que viene, ni el mes que viene…

Es sólo unos días, y, siendo cada día un nuevo capítulo de esta serie que creíamos de ficción, pero es de miedo, asistimos con desasosiego e incertidumbre respecto a lo que se nos viene encima en las islas, en el sector turístico, que son dos caras de una misma moneda.

Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter