• Inicio
  • Temas
  • Responsabilidad Social Corporativa

Responsabilidad Social en tiempos de COVID-19

Este es, posiblemente, uno de los artículos más difíciles que he tenido que escribir.

Me gustaría contarte lo importantísima que es la Responsabilidad Social y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) también en estos tiempos de la COVID-19, pero sin quitar importancia a lo desesperante de la situación para la mayoría de profesionales autónomos y de PYMES que no pueden realizar su labor y, por ende, mantener un equilibrio económico.

RSC responsabilidad social en tiempos de covid19 Cajasiete

Esto no es Jauja y todos necesitamos dinero para subsistir, pagar alquileres, gastos, etc. y más en la situación que nos ha tocado vivir actualmente. Pero todavía hay mucha gente que no llega a entender la importancia de la imagen de una empresa (por pequeña que sea) a ojos del consumidor. Hablo de la imagen general que se quiera transmitir: marca joven, rompedora, clásica, sostenible, etc. Pero, sobre todo, de la impresión que tienen los clientes de nuestra marca con respecto a la sociedad: ¿lo único que quieren es vender su producto? ¿lo intentan a toda costa sin importar las consecuencias? ¿se preocupan también por el bienestar de sus trabajadores o de proteger en la medida de lo posible el medioambiente? ¿se trata de una empresa sostenible?

Aunque esta imagen no se transforme directamente en ganancias o pérdidas, sí lo hace indirectamente y el efecto es perdurable. A gran parte de la población cada vez le cuesta más ganar el dinero que va a gastar y quiere que ese dinero esté bien invertido, no solo en lo que compra, sino en lo que significa ser cliente de la empresa. Y aquí es donde tiene crucial importancia, entre otras cosas, la Responsabilidad Social de la empresa y la persecución de los Objetivos de la Agenda 2030. (ODS)

Hace poco leí un artículo sobre recientes estudios que hizo The RepTrak Company para evaluar el impacto de esta crisis. Dichos estudios se realizaron en Italia, España y EE.UU. Te dejo aquí el artículo por si quieres consultarlo.

¿A qué conclusiones llegaron?

“Existe un gran pesimismo sobre el devenir de la economía y preocupación ante la inminente recesión. Este estado de ánimo se extiende también al ámbito de la economía doméstica, afectando a la previsión de futuras compras, sobre todo en lo que se refiere a bienes duraderos, viajes y turismo o productos financieros.”

“Sin duda son los profesionales sanitarios quienes se perciben como los héroes de esta guerra y la opinión que se tiene de ellos no ha hecho más que mejorar. Otros colectivos que salen reforzados de esta crisis son los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, el ejército, los servicios públicos y los profesionales de servicios básicos, todos ellos también en las trincheras de esta batalla."

“Otro hallazgo clave es el cambio de las prioridades del público a la hora de juzgar a las empresas. […] la oferta de productos y servicios ha perdido bastante importancia en favor de otras dimensiones como […] entorno de trabajo (como trata a sus empleados). En definitiva, esto sugiere que en estos momentos los ciudadanos valoran más otros aspectos de las empresas, como el hecho de que se preocupen de sus propios empleados, que pasa a ser un grupo de interés de mayor relevancia, si cabe, en medio de la pandemia.”

“A la pregunta sobre qué iniciativas les gustaría a los entrevistados que adoptaran las empresas, destacan las dirigidas a evitar el contagio entre empleados y clientes (mascarillas, guantes, barreras físicas, medidas de esterilización, etc.), en segundo lugar, está mantener los empleos pese al parón económico, y, en tercer lugar, poner las capacidades de la compañía a disposición de las autoridades sanitarias.”

Mi objetivo al mostrar este estudio es resaltar la importancia que dan nuestros clientes a qué tipo de empresa somos, no únicamente a qué vendemos. Y aquí quiero enlazar un poco con los ODS, algunos de los cuales ya hemos visto en artículos anteriores. 

ODS8

Si nos fijamos en el Objetivo 8: “Trabajo decente y crecimiento económico”, vemos que habla de promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y el trabajo decente para todos. Esto puede antojarse casi imposible en la situación actual, pero no es del todo cierto.

Es indudable que estamos en un momento complicado y es muy difícil hablar de crecimiento económico, pero no de mantenimiento de la economía y de los puestos de trabajo (en la medida de lo posible), así como de proteger la salud de nuestros trabajadores y de nuestros clientes. Si una parte importante de nuestra actividad se puede realizar por teletrabajo, no es necesario pararla, ni poner en riesgo la salud de nuestros trabajadores. Si nuestra situación es más dura y no tenemos actividad alguna, ni podemos mantener el sueldo de nuestros trabajadores, podemos estudiar seriamente hacer un ERTE para que todo sea lo “menos malo posible”. Eso sí, se impone una comunicación clara y transparente de la situación que ha llevado a la empresa a tomar esa decisión. Porque si no lo hacemos, seremos otra empresa más que aprovecha para deshacerse de algunos de sus empleados. 

salud ods

El Objetivo 3: “Salud y bienestar”, habla de Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. Quizá pensemos que nuestra pequeña empresa no puede ayudar en este sentido, pero tampoco es cierto. Como comentaba antes, la protección de la salud de nuestras trabajadoras y trabajadores es esencial, pero también podemos arrimar el hombro de maneras diferentes para encaminarnos hacia este objetivo y ayudar a la sociedad. Muchas pequeñas empresas con impresoras 3D se han dedicado a fabricar viseras protectoras para los profesionales sanitarios, protegiéndoles a ellos, nos protegen a todos los demás. Otras empresas, audiovisuales por ejemplo, se han dedicado a proyectar mensajes en fachadas para levantar el ánimo a los ciudadanos durante el confinamiento. Muchos pequeños negocios y autónomos no han parado de proponer actividades lúdicas y/o educativas para hacer en casa, con y sin niños, recordándonos que no salgamos a la calle. Algunos hoteles han cedido sus instalaciones para transformarlas en hospitales.

Son muchos los ejemplos que encontramos de empresas pequeñas y autónomos que han ayudado de una manera u otra a mantener la salud de la sociedad y de los trabajadores que están en activo. 

hambre ods

El Objetivo 2: “Hambre cero”, que persigue poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible, tampoco nos queda lejos. Desde antes de la COVID-19, y ahora de manera más crítica, muchas familias no llegan a fin de mes y no tienen lo suficiente para alimentarse, y menos de forma saludable.

Para ayudar en esta situación, son muchas las empresas y particulares que han donado alimentos que diferentes asociaciones se encargan de hacer llegar a estas familias. 

ODS4

Como último ejemplo, el Objetivo 4: “Educación de calidad”, busca garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. Esto parece imposible con todos los educandos encerrados en casa. Pero hemos visto cómo los docentes se han organizado para continuar, en la medida de lo posible, con sus clases a través de diferentes plataformas de e-learning. Muchas son las empresas que han dejado gratis o rebajado sus cursos online y, más todavía, las que han propuesto a través de internet miles de actividades educativas para realizar en casa. 

Son muchos los ODS de los que podría hablar en este sentido, pero no quiero que se diluya el mensaje de este artículo.

Estamos viviendo tiempos muy difíciles para PYMES y autónomos, para toda la sociedad, tiempos que, como bien se dice, “sacan lo mejor y lo peor de las personas”. Pero, si entendemos las empresas como una extensión de las personas que las gestionan, en estos tiempos vemos también a entidades que, sin pedir nada a cambio (a parte de la protección que pueda ofrecer el gobierno), se dedican a ayudar al resto de la sociedad dentro de sus posibilidades. Este tipo de comportamiento empresarial deja su huella en la sociedad.

Si podemos ayudar a proteger la salud de nuestros trabajadores y clientes, fabricar equipos de protección para nuestros sanitarios, adaptar nuestra producción de manera que aporte algún bien especialmente necesario estos días, cuidar a nuestros transportistas, entretener y/o educar a través de internet, etc. Podemos arrimar el hombro como empresa. Hagámoslo.

Google Plus

Artículos Relacionados

Sobre el Autor

Marcos Ruiz Abad

Marcos Ruiz Abad

Biólogo ambiental especializado en educación y comunicación. Máster en Gestión de Infraestructuras y Servicios Ambientales, con amplia experiencia en comunicación, educación, diseño de medios didácticos y vídeo marketing.

Después de unos años dedicado al mundo de la educación ambiental, con varias publicaciones de gestión ambiental en el tiempo libre, pasó al mundo de la comunicación empresarial tanto online, como offline. Recientemente ha decidido unir sus grandes pasiones para dedicarse enteramente a la comunicación científica y ambiental.

Actualmente es Responsable del Departamento de Comunicación y Divulgación de Centro de Investigaciones Medioambientales del Atlántico S.L. (CIMA) y miembro de la Asociación Española de Comunicación Científica (en cuyo blog también colabora).

Especialidades: Comunicación corporativa, marketing, vídeo marketing, social media, marketing digital, gestión web, content curator, voluntariado, RSC, comunicación científica, innovación.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter