Entrando en pista para despegue

Entrando en pista para despegue, empezamos la cuenta atrás, luz verde... son algunas de las palabras. frases o signos que se emplean cuando únicamente queda un instante para realizar o comenzar una tarea en un escenario determinado que requiere de un cambio en nuestra actividad cerebral. Podemos pasar de un escenario previo de relajación a un momento en donde debemos mostrar la aptitud necesaria para abordar o gestionar un nuevo frente

De alguna manera todos nos vemos inmersos en estos procesos de manera habitual, lo que realmente nos diferencia unos de otros es como gestionar pasar de 0 a 100 en tan pocos segundos.Aquellas personas que tienen la capacidad de ser ágiles en su respuesta están más preparadas para afrontar cualquier situación, es decir, son personas que respiran Talento y no solo casualmente por su capacidad de respuesta sino por su capacidad de preparación.

RRHH entrando en pista para despegue empezamos la cuenta atras Cajasiete

En estos días estamos inmersos en un proceso sin precedente que tiene al mundo en un estado de parada obligatoria. El COVID19 nos ha obligado a atrincherarnos sin tener, en muchas circunstancias, la más mínima oportunidad de seguir con lo que estábamos haciendo. Sin embargo y utilizando un símil de la Fómula 1, no es más que una bandera amarilla, la cual se levanta cuando se produce algún accidente o incidente que pone en peligro a los pilotos para continuar la carrera. Es cuando todos los coches se alinean de nuevo guardando la posición alcanzada hasta el momento, pero sin espacio entre ellos, es decir las distancias se acortan.

Siguen rodando por el circuito hasta que se decide bajar la bandera y entonces la carrera se reanuda.Mientras que los pilotos se preparan para cuando se levante tal restricción, se producen muchos cambios y modificaciones en las estrategias planteadas. Se revisa el tiempo, las ruedas, los aspectos técnicos del coche, se estudia a los competidores más próximos y de igual manera queda tiempo para imitar ciertos comportamientos de otros pilotos con el fin de mejorar la performance del vehículo llamado monoplaza. Por otro lado, los pilotos siguen manteniendo la tensión, aunque en una frecuencia diferente por que ahora saben que cuentan con algo más de tiempo para reflexionar y por consiguiente, mejorar posiciones.

Una de las cuestiones que más observo en las empresas es justamente que utilizan la estrategia del día a día, es decir, se dedican a apagar los fuegos que muchas veces provocan ellas mismas y eso les produce ceguera a medio y largo plazo e incapacidad a corto. Se puede palpar si atendemos a las reuniones que mantenemos en la semana con solo preguntarnos, cuantas de ellas son para impulsar la innovación y cuantas para impulsar la producción. También es cierto que existen empresas u organizaciones cuya obligación radica en que las personas dispongan de un tiempo determinado en su jornada para poder crear o innovar.

Tienen la obligación de presentar proyectos que, con independencia se lleven o no a cabo, deben de ser presentados. Es lo que se define como una cadena de innovación continua y lo que produce no es más que estar por delante de todos en estados como el que estamos viviendo. Cuando se baja la bandera amarilla, salen lanzados y vuelven a tomar distancias largas.

Ahora todos contamos con la misma ventaja, estamos alineados a la espera de que la bandera amarilla deje de hondear, nuestra ocupación y no preocupación debe de estar posada en reflexionar sobre al estrategia, productos y servicios, tecnología, competidores, clientes, procesos y procedimientos, capacidad del personal, formación y un sinfín de cuestiones que no representan más que echar un vistazo a nuestros boxes y maneras de actuar. Tenemos tiempo y en muchos casos personal para poder designar y estructurar las estrategias que desde luego van a ser cruciales cuando se reanude la carrera.

Es momento para descentralizar el poder que muchos quieren conservar y centrarlo en las personas con el objetivo de que todos asuman el compromiso de crear e innovar. Si para ello necesitamos siempre que el “jefe” este conectado o que siempre le tengamos que escuchar a él para ver que decide, nuestro vehículo será el que menos rendimiento tenga. Hoy día las estructuras horizontales son más ágiles e innovadoras que aquellas que siguen ancladas en la verticalidad de los puestos y no de las funciones y responsabilidades. Tener la bandera amarilla es lo mejor que nos podía haber pasado (evidentemente desde un aspecto profesional) para poder retomar posiciones.

despegue economia

Es una ventaja competitiva sin precedente alguno que determinará el transcurso de esta carrera de fondo porque lo que está claro es que volveremos y de la misma manera muchas cuestiones habrán cambiado, siendo la percepción una de ellas.No podemos seguir viendo el problema pues eso nos confinará aun más y como muestra de ello comparto con todos uno caso en donde se pone en evidencia si somos personas que trabajamos como bomberos o somos personas que trabajamos para ganar la carrera:

Tres personas acuden a un restaurante a comer, deciden pagar a medias y la cuenta asciende a 30€. A cada uno le corresponde pagar 10€ pero le piden al camarero si les puede rebajar algo ya que son clientes habituales y llevan mucho tiempo asistiendo al restaurante. El camarero recoge el dinero y como viene siendo habitual le traspasa la decisión a su “jefe” el cual le comunica que puede descontarles 5€. El camarero se dirige a la mesa para comunicar la decisión de su “jefe” pero antes decide que va a devolverles 1€ a cada uno y él se quedará con 2€.

Por tanto, cada comensal ha pagado 9€ (esto es matemáticamente evidente) ya que reciben 1€ del camarero. Si cada comensal ha pagado 9€ que multiplicado por 3 dan como resultado 27€ y el camarero se ha quedado con 2€ (igualmente evidente porque de los 5€ entrega 3€), 27€ más los 2€ del camarero hacen 29€… ¿dónde está el euro que falta? El planteamiento matemático debe hacerse desde la estructura comentada y no desde otra.

Y si queréis compartir conmigo la respuesta, estaría muy agradecido de poder leerla.

Google Plus

Artículos Relacionados

Sobre el Autor

Mario Del Valle

Mario Del Valle

Co-Founder en T-Talent.es, escuela del desarrollo de la Inteligencia Emocional en donde, se transforma y desafía a las personas y empresas para lograr niveles más altos de desempeño. Life and Business Coach con acreditada experiencia y experto en Neurociencia adaptada a la Inteligencia Emocional con más de 18 años de bagaje profesional liderando equipos multidisciplinares y de alto rendimiento como Director Comercial en diferentes multinacionales.

Consultor y Mentor en negociación de recursos, liderazgo y comunicación. Ponente en charlas TEDx, profesor Titular del MBA en Alta Dirección Empresarial en la European Open Business School y profesor colaborador en la UAH. Colabora e imparte Seminarios en diferentes proyectos empresariales así como con instituciones y organizaciones dedicadas a la formación.

La energía ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma. En T-Talent.es esa es nuestra máxima y desarrollamos el Talento a través de nuestros certificados y títulos experto para conseguir la excelencia y el máximo desempeño de todas las personas.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter