Artículos en la Categoría: Recursos Humanos

El dilema del prisionero

El dilema del prisionero

En muchas ocasiones, a todos nos ha ocurrido que la toma de decisiones está supeditada a nuestro propio interés y a nuestro propio momento y juicio. En el mundo profesional y personal, una simple decisión puede conllevar resultados desfavorables si no consideramos la empatía y la lealtad sobre aquello que decidimos.

Poner en práctica determinadas dinámicas al uso, desarrolla nuestro intelecto emocional y por consiguiente mejora nuestra toma de decisiones. Por ello, empezar por entender como somos con un simple juego resulta muy ilustrativo para incorporar ciertas destrezas.

Liderazgo y emociones

Liderazgo y emociones

¿Es posible gestionar un grupo y obtener lo mejor de ellos dejando de lado las emociones?  Rotundamente no.

No hace mucho escribía, en un artículo titulado “Recursos Humanos y gestión pública eficiente”, que haberme encontrado, en mis años de gestión de personas en el ámbito público, un capital humano generoso y comprometido no había sido cuestión de suerte. 

Para ello, decía, es preciso haberse dotado de estrategias y habilidades que nos permitan pasar de una gestión puramente administrativa de los recursos humanos a una gestión moderna, basada en las personas, logrando lo mejor de cada una y aprendiendo de ellas, buscandoun sistema en el que las relaciones profesionales se basen en la confianza y la cooperación mutua.

Modelo efr o Gestión de la conciliación de la vida laboral y familiar

Modelo efr o Gestión de la conciliación de la vida laboral y familiar

Cerca del final de esta segunda década de siglo, en el mundo empresarial comienzan a afianzarse algunas realidades que difícilmente podrán ya cambiar. La primera es que, en un entorno cada vez más global y ferozmente competitivo, a las empresas les es más complicado atraer el talento mediante salarios altos.

La segunda es que las personas, no sé si conscientes de este hecho o por un cambio cultural, comienzan a demandar trabajos de mayor calidad que les permitan conciliar su vida laboral, personal y familiar.

Las personas siguen queriendo tener buenos salarios, no nos engañemos, pero están dispuestas a renunciar a parte de este si, a cambio, pueden disponer de tiempo. Tiempo para formar una familia, atender y cuidar a sus hijos y familiares, para el deporte, el ocio y la cultura, el descanso e, incluso, tiempo para su propia formación. Además, también esperan calidad en el trabajo.

Organizaciones Disruptivas

Organizaciones Disruptivas

Si una empresa quiere sobrevivir tiene que ser capaz de responder a las tendencias del mercado y los avances tecnológicos, con una mentalidad renovada a nivel empresarial y humano. Por eso, el concepto disruptivo no sólo se refiere a las tecnologías o a la innovación, sino que aplica también a las organizaciones empresariales.

Las empresas de la época industrial se organizaban en base a planteamientos taylorianos o jerárquicos (Teoría X) y se enfocaban en el ordeno y mando, asumiendo que el mantra de sus colaboradores era: “odio mi trabajo y lo realizo sólo por dinero. No deseo pensar por mí mismo, sino hacer lo mínimo posible.” En ese contexto, para conseguir mayores resultados, se utilizaba el incentivo tipo zanahoria, ya que no se esperaba ninguna iniciativa.

Esta teoría fue reemplazada por la Teoría Y, basada en conceptos como estrategia y objetivos, que presuponía otro tipo de mantra: “me gusta trabajar, es parte de mi vida y estoy dispuesto comprometerme y hacerlo bien, siempre que consiga la responsabilidad y el reconocimiento que merezco.” En este modelo, se delega la responsabilidad y se reconoce al trabajador por sus méritos, potenciando su iniciativa.

Hace más de 25 años surgió un tercer tipo de teoría, Teoría Z, inspirada en algunos valores de la empresa japonesa y enfocada en el orgullo de pertenencia. El nuevo mantra era: “quiero una carrera profesional a largo plazo y creer en lo que hago. Necesito conectar con un propósito.” Era un enfoque que perseguía aportar sentido al trabajo, trascendencia.

La jornada laboral va a morir

Crónica de una muerte anunciada …

La jornada laboral va a morir

Si la empresa en la que trabajamos nos permitiera elegir cuándo o dónde queremos hacerlo ¿seríamos más felices y productivos? Todo parece indicar que si, aunque nuestra “cultura del presentismo” no lo pone fácil.

En España la duración habitual de una jornada de trabajo a tiempo completo gira en torno a las siete u ocho horas diarias, dependiendo del convenio laboral y del sector. Sin embargo, la realidad es que en muchas ocasiones alargamos la jornada, en una tendencia que se repite en la sociedad y los organizaciones españolas, cuyos índices de productividad son, cuanto menos, mejorables.

Es evidente que estamos inmersos en un cambio de paradigma, donde la jornada laboral de 40 horas semanales, tal y como la conocemos, ha quedado obsoleta. El aumento de la eficiencia de las máquinas, las herramientas tecnológicas a nuestra disposición y la evidente necesidad de conciliar nuestra vida familiar y personal con la actividad profesional son sólo algunos de los elementos que propiciarán la inminente transformación.

5 razones por las que tu empresa debe ser inclusiva

5 razones por las que tu empresa debe ser inclusiva

Alan Turing te dará las claves …

Junio es el mes del Orgullo y en Arona, municipio del Sur de Tenerife, tiene lugar el ARN Culture & Business Pride, un evento de intercambio para el crecimiento de la plataforma LGTBIQ ( lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, intersex y queer) a través de la cultura, la tecnología, los negocios, la ciencia, el arte y el ocio.

En el marco del festival se celebran los Alan Turing Awards, premios internacionales que reconocen la labor de personas relacionadas con el colectivo LGTBIQ que han resultado imprescindibles en el camino de la lucha por la igualdad de derechos y visibilidad del mismo.

Aprendizaje invisible y futuros profesionales

Aprendizaje invisible y futuros profesionales

“La educación es la que nos va a llevar al futuro que no podemos comprender todavía.” Sir Ken Robinson

El aprendizaje invisible nos capacita de forma continua e informal a través de nuestras interacciones cotidianas. Está muy vinculado a lo intuitivo (sistema límbico) y aparece de forma espontánea, mientras fluimos con lo que hacemos o incluso mientras buscamos otra cosa. Es muy relevante en nuestro desarrollo, porque cinco de cada seis cosas que aprendemos provienen de lo invisible.

Es un concepto que surge en el ámbito educativo, en pleno boom 2.0 en 2007, de la mano de John Moravec (también creador del concepto knowmad: nómadas del conocimiento) y de Cristóbal Cobos. Estos autores identificaron una serie de aprendizajes fuera de los cauces tradicionales que, desde su perspectiva, evidenciaban la necesidad de nuevas herramientas, pedagogías y prácticas para incorporarlos a la educación y poder formar estudiantes nómadas, destinados a ser expertos en entornos laborales inciertos.

El aprendizaje invisible, más que una teoría sin más, es una meta-teoría integradora de ideas y perspectivas diversas para la creación de futuros relevantes, que favorece la curiosidad y la conexión entre los entornos de aprendizaje y el mundo real.

“Desde muy niño tuve que interrumpir mi educación para ir a la escuela”, George Bernard Shaw (Premio Nobel, 1925)

Cómo mejorar tus ofertas de empleo y conseguir más y mejores candidatos

Cómo mejorar tus ofertas de empleo y conseguir más y mejores candidatos

Los candidatos que van llegando a tu página de empleo y allí se interesan por tu empresa y las vacantes que tienes abiertas es posible que se estén encontrando con un muro infranqueable: ofertas de empleo poco trabajadas y una experiencia de usuario mejorable. Lo que ocurre a continuación, si este es el caso, es bastante deducible: salen corriendo de tu web sin mirar atrás. Veamos posibles vías de solución.

Las ofertas de empleo forman parte de una fase crítica para tu estrategia de reclutamiento y los datos así lo demuestran: el 80% de los candidatos se retira durante el proceso de inscripción. De nada sirve invertir en otros puntos del proceso si se descuida este. Lo único que conseguirías es tener una cañería de talento plagada de fugas.

Igualdad de oportunidades laborales y feminismo

Igualdad de oportunidades laborales y feminismo

Hoy es el día internacional de la mujer trabajadora, así que no he tenido ninguna duda sobre la temática a elegir para este artículo. Es una buena ocasión para reflexionar sobre lo que hemos avanzado, sobre lo mucho que queda por hacer y para ponernos a la acción con urgencia, tal y como han propuesto algunos colectivos feministas.

Hay algunas creencias limitantes con respecto a la celebración de este día que me cuesta entender: que no es necesario tener un día para la mujer, que ya lo celebramos todo el año, que no hay nada que celebrar, que no hay nada que felicitar… Sinceramente, me parece una excusa para no ocuparnos en avanzar, porque estas argumentaciones dialécticas sólo nos alejan de la acción, que es justamente donde nos debemos enfocar.

La Política Salarial como elemento de competitividad de las empresas

La Política Salarial como elemento de competitividad de las empresas

En los últimos tiempos hay una tendencia clara por parte de los profesionales a valorar cada vez más aspectos del trabajo como la posibilidad de conciliar la vida profesional con la vida personal, la existencia de un buen ambiente laboral, tener posibilidades reales de desarrollo profesional o realizar tareas que realmente sean retadoras y adecuadas a las inquietudes personales.

Pueda parecer que las retribuciones quedan en un segundo plano como uno de los factores más valorados por los trabajadores, y es cierto que en algunas organizaciones esto es así, básicamente porque este factor funciona de una manera adecuada.

Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter