• Inicio
  • Temas
  • Internacionalización

La ZEC, historias que contar

Cuando se acerca a las dos décadas de vida, la ZEC, la Zona Especial Canaria, tiene historias que contar.

Son historias de debate político, de lucha institucional; de pelea para conseguir la mayor seguridad posible en los procedimientos. Se aproxima a cumplir veinte años una herramienta fiscal, incorporada en la Ley del Régimen Económico y Fiscal de Canarias de 1994, y que nació en medio de las sospechabas que despertaba en algunas instancias estatales y europeas. Inseguridades que prolongaron el proceso de entrada en vigor en la reforma del año 2000, modificada posteriormente en diversas ocasiones, y de manera significativa en el periodo del 2012 al 2014.

Fue aquel un proceso de reforma orientado hacia la consolidación de Canarias como plataforma para hacer negocios. Una reforma diseñada para llenar de contenido la Estrategia de Internacionalización y convertirla en el brazo ejecutor de la promoción económica exterior. Fue el momento de apostar decididamente por diseñar y modular un instrumento que sirviera para captar inversión exterior, para acercar hacia Canarias otras propuestas empresariales y otras inversiones que se fijaran en nichos de negocio distintos; que abrieran la puerta a la dinamización económica y la creación de otro tipo de empleos.

 

El Consorcio público que gestiona la Zona Especial Canaria presentó hace algunas semanas los datos referidos a la actividad registrada en el año 2017. Durante ese año obtuvieron autorización previa del Consejo Rector, un total de 136 empresas, rozando el 70% la procedencia del capital exterior, y estando más del 60% de las entidades orientadas al sector servicios, 84 de las cuales dedicadas al comercio.

Pero sí interesantes son los datos de las empresas que consiguieron la autorización previa, también lo es que las 94 empresas que se inscribieron en el Registro Oficial de Entidades ZEC tienen la previsión de crear más de 1000 empleos, en un plazo de tres años, lo que equivale a un promedio de más de quince personas empleadas.

 

A final del pasado año se contabilizaron un total de 572 empresas en el registro histórico, con un promedio anual de 5.757 puestos de trabajo  por cuenta ajena.

El peso de las empresas participadas parcialmente por capital exterior -capital mixto- se consolida, hasta alcanzar el 11% de las empresas inscritas. La composición del capital sigue siendo mayoritariamente extranjero (78%), frente al 12% nacional, y el 10% local. Venezuela, Chile o Argentina aparecen con interesantes registros, aunque destaca de manera llamativa el papel de Brasil. En Europa se mantiene la tendencia alcista de empresas provenientes de Italia, y en menor cuantía de Alemania, Reino Unido y Países Bajos. Se consolida la tendencia a establecerse como ZEC de empresas procedentes de los países de Europa Oriental, especialmente de Rusia.

Al realizar el análisis sectorial nos encontramos con que el peso específico del sector servicios se sitúa entorno al 60%, frente al 21% del sector industrial y el 19% del comercial, que cae respecto al año anterior. Aunque el porcentaje principal del sector industrial sigue siendo el agroalimentario, nos parece significativo el incremento de empresas tecnológicas, así como el aumento de las empresas de reparación y mantenimiento naval. En el sector servicios se mantiene la tendencia al alza de empresas dentro del sector de las tecnologías de la información y la comunicación; no sólo ha crecido el número de entidades, sino que el peso total es del 38%.

A la vista de estos datos, tras tres años de entrada en vigor de la reforma, el 1 de enero de 2015, quizá sea aconsejable realizar un análisis depurativo de las empresas que habiendo sido autorizadas o registradas no pudieron sobrevivir a la crisis. Eso sin duda nos permitiría afinar en futuros cambios. Análisis que posibilitaría ajustar el engranaje de atracción de inversiones para ligarlo más a un modelo económico innovador.

 

No sólo es el incentivo fiscal de la Zona Especial Canaria que establece el Impuesto de Sociedades más bajo de toda la Unión Europea. A ello debemos sumar la deducción de hasta el 90% de los beneficios netos no distribuidos sobre la base imponible, de la RIC; la bonificación por producción de bienes corporales del 50%; las deducciones por inversiones en sectores estratégicos, o el bajo tipo del IGIC, en relación a Impuesto sobre el Valor Añadido en otros territorios de la Unión.

Cuenta la ZEC con otro valor, indudablemente determinante en los resultados positivos. El personal técnico, asistido por el administrativo y jurídico, bajo la batuta de las direcciones de las Agencias de Atención al Inversor, en Santa Cruz de Tenerife y en Las Palmas de Gran Canaria, constituyen un acicate proactivo favorecedor de la gestión en el proceso de aterrizaje de la inversión.

Pero si interesante resulta filtrar el análisis evolutivo por sectores de actividad, creación de empleo y procedencia del capital, para pulir las estrategias de promoción económica exterior, no menos interesante -y necesario- resulta alinear esos intereses de inversión con la estrategia de Recursos Humanos. Es decir, no sólo hablamos de cualificar la mano de obra, y dirigir las acciones formativas y para el empleo hacia la demanda de las nuevas empresas que se están creando; que vienen a Canarias porque la encuentran atractiva como hub tecnológico, logístico y para la inversión.

 

Precisamos un esfuerzo de ajuste interior en la estrategia de gestión y promoción de la Zona Especial Canarias, y poner -especialmente- el énfasis en la cualificación de la mano de obra cambiante y variada que requieren las empresas de base tecnológica; al trabajo de adaptación de contenidos, actitudes y aptitudes y, de manera contundente, al impulso de políticas que eviten la brecha de género que se agranda en los perfiles STEM.

Porque no lo olvidemos: la razón de ser la Zona Especial Canaria está en atraer inversión para ayudar a crear empresas en otras actividades económicas, y reforzándolas con el incentivo fiscal para crear puestos de trabajo.

Google Plus
LinkedIn

Sobre el Autor

Milagros Luis Brito

Milagros Luis Brito

Licenciada en Geografía e Historia y Diplomada en Alta Dirección de Empresas con un Máster en Comunnity Managment, Empresas 2.0 y gestión de redes, fue desde febrero de 2012 hasta junio de 2017 Vicepresidenta de la Zona Especial Canaria, Consorcio integrado por el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Asimismo ha ejercido como Profesora de Historia de Canarias en la Escuela Universitaria de Trabajo Social y dando ponencias en diferentes jornadas y congresos complementando esta actividad con la elaboración de diversas comunicaciones y publicaciones.

Colabora dentro de la temática de Internacionalización.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter