• Inicio
  • Temas
  • Internacionalización

Creatividad e incentivos, ahora más necesarios

No resulta sencillo interpretar el momento económico, inserto en una pandemia con unas consecuencias sanitarias y sociales difícilmente predecibles.

En lo que sí coinciden las personas expertas y analistas es en la dificultad que supone para la recuperación de la Eurozona el retraso en la administración de vacunas, y los cierres forzosos de la actividad económica. Se ralentiza la recuperación, como resultado de la contracción de los servicios y del repunte de la inflación.

Internacional cratividad e incentivos ahora mas necesarios Cajasiete

El impacto producido en Canarias se multiplica como consecuencia del peso de la actividad del turismo, y del sector servicios en general, además de los factores derivados de la localización geográfica, agravada con las nuevas propuestas –aún no suficientemente valoradas a nuestro entender-, del avance de los procesos de descarbonización de la economía, y su especial peso en el sector de los transportes.

Canarias ha vuelto a colocarse a la cabeza de los datos de paro, a pesar de la prórroga de la validez de los EREs, con cifras que rondan el 25%. Los datos que maneja el propio Gobierno de Canarias, en los Informes de seguimiento del impacto económico del COVID-19, abundan en que la persistencia de la situación de crisis sanitaria y económica ha producido una caída de la producción en 2020, de más del 20%, prolongada en 2021. Se desliza la recuperación gradual para finales de 2021, amparado en la demanda interna, y proyectando el inicio de la recuperación equivalente a los datos de 2019, para 2022 y 2023.

Resulta evidente que ante los efectos estructurales producidos, y la incertidumbre de escenarios que ello genera, cualquier hipótesis de crecimiento en Canarias debe pasar por una recuperación escalonada del turismo, como factor de arrastre de otras actividades.

En este contexto, en el que se mantienen los condicionantes estructurales para el desarrollo de la actividad económica en Canarias (dificultades derivadas de la insularidad, impacto directo de los efectos de la actividad en Europa, incomprensión de los mecanismos de compensación fiscal, altas tasas de desempleo), ¿Qué debe prevalecer? ¿Tratar de volver a reproducir un modelo que parece herido de muerte? ¿Agarrarse a actividades económicas radicalmente modificadas como consecuencia de los nuevos canales de comunicación? ¿Seguir sin querer admitir la potencialidad de Canarias para el testeo de nuevas propuestas de negocios a partir del desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación? ¿Dejamos escapar la oportunidad de transformar y digitalizar la economía?

Ante la sacudida en la economía canaria del “cisne negro” que ha activado la pandemia, como en su momento supuso la crisis del azúcar, o la del vino, o la de la cohinilla, o el cierre de los mercados como consecuencia de la Primera y la Segunda Guerra Mundial, Canarias solo tiene capacidad de respuesta a partir de su geografía, con creatividad y con incentivos fiscales. En esta ocasión, además deberíamos añadir, con liderazgo, y decisión. 

Ahora, a diferencia de coyunturas anteriores, tenemos conocimiento, herramientas y talento. Es decir, tenemos lo necesario para evitar que las consecuencias negativas se prolonguen en el tiempo.

El conocimiento lo localizamos en nuestros centros de investigación; en la red de universidades públicas y privadas y en el empresariado curtido en Canarias. El talento lo encontraremos en el altísimo porcentaje de población joven, sobre todo si somos capaces de potenciar una cultura que les ayude a evolucionar en el aprendizaje permanente, a lo largo de la vida; en la movilidad, en el intercambio de experiencias, y en la gestión de la incertidumbre como palanca de cambio. 

Y las herramientas, el Régimen Económico y Fiscal, está. Y en plena vigencia. Un REF que debemos adaptar permanentemente, y que brinda una oportunidad única para poder financiar los fondos ‘Next Generation’, con la Reserva para Inversiones en Canarias, incluso la anticipada. Eso permitirá afrontar las inversiones cuanto antes, y que tenga efecto en el empleo y la riqueza, de manera rápida y mantenida en el tiempo. Pero para garantizar su eficacia es necesaria la seguridad, el reconocimiento y la defensa, a ultranza, ante su principal valedor, las instituciones europeas. 

Todo lo demás, las decisiones a corto plazo, la necesidad de aparentar dominio de la situación, no tendrá sentido. Solo desde la convicción, el rigor y la suma de voluntades se podrá conseguir. Junto a la agilidad y serenidad que requieren las decisiones estratégicas.  Por eso son necesarias las dos cosas: creatividad e incentivos.

Google Plus

Artículos Relacionados

Sobre el Autor

Milagros Luis Brito

Milagros Luis Brito

Licenciada en Geografía e Historia y Diplomada en Alta Dirección de Empresas con un Máster en Comunnity Managment, Empresas 2.0 y gestión de redes, fue desde febrero de 2012 hasta junio de 2017 Vicepresidenta de la Zona Especial Canaria, Consorcio integrado por el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Asimismo ha ejercido como Profesora de Historia de Canarias en la Escuela Universitaria de Trabajo Social y dando ponencias en diferentes jornadas y congresos complementando esta actividad con la elaboración de diversas comunicaciones y publicaciones.

Colabora dentro de la temática de Internacionalización.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter