• Inicio
  • Temas
  • Innovación y Tecnología

Por qué Pagespeed no es la joya de la corona

A la hora de analizar una página web, especialmente su velocidad, Google Pagespeed se ha posicionado como uno de los principales sitios que ofrecen este tipo de diagnósticos. Sin embargo, puede ser una herramienta confusa si no se entiende del todo su funcionamiento, y es capaz de causar frustración a los usuarios menos familiarizados con la misma.

Tecnologia por que page speed no es la joya de la corona Cajasiete

En este artículo te contaré lo que debes saber sobre la medición de tu velocidad web y Google Pagespeed.

La Velocidad web

Una característica de gran importancia para tu sitio web es la velocidad de carga. Al fin y al cabo, es la primera experiencia que los usuarios tendrán con tu página web y determinará si se quedan o no. Más del 50% de los usuarios abandonan un sitio web si éste tarda más de 3 segundos al cargar, lo cual no solamente es negativo por perder tráfico sino que también aumenta la tasa de rebote de tu sitio,empeorando su posicionamiento en buscadores y dificultando la estrategia SEM.

Por otro lado, la velocidad es también importante para el SEO (Searching Engine Optimization), que es la técnica orientada a dar mayor visibilidad a tu página consiguiendo que aparezca en las primeras posiciones de los buscadores. El algoritmo de Google tiene en cuenta la velocidad de carga como uno de los muchos factores para establecer una posición en la página de resultados de búsqueda. Si tu sitio web carga más rápido, es más probable que los usuarios naveguen más por las páginas y se vinculen a tu contenido.

¿Cómo se mide la velocidad web?

Existen varias páginas web y aplicaciones, tanto gratuitas como de pago, que generan diagnósticos analizando el rendimiento de nuestro sitio web. Algunas de ellas son Pingdom Tool, GTMetrix, y , cómo no, la popular y ya mencionada PageSpeed de Google.

En este último año, de proliferación de oficinas dedicadas a la transformación digital de los negocios y empresas, vemos como algunos consultores de negocio, usan PageSpeed Insights de Google para hacer una valoración rápida de la velocidad del sitio web que están analizando y arrojan un informe automatizado (un Bot) al cliente con el resultado. Normalmente acompañan este informe con una recomendación para contratar o pedir al soporte técnico que mejore esta velocidad que casi siempre sale “no superada”.

¿Por qué Google Pagespeed da una mala puntuación?

Porque el test es un robot, un Bot, que sirve para ayudar a los técnicos a mejorar los rendimientos de las páginas web pero no es la joya de la corona, y debe ser interpretado correctamente por un especialista.

Los Bot, aunque son bien programados y actualizados no conocen todas las particularidades del código y de los plugins, pudiendo arrojar conclusiones incorrectas.

Por otro lado, la puntuación es relativa y, más que ofrecer una medición inequívoca del rendimiento web, ofrece recomendaciones. Una página web más rápida y optimizada que otra puede tener peor puntuación. Esto no se debe a que sea peor sino a que tiene un mayor margen de mejora y desde los diagnósticos de Pagespeed puedes ver una mayor cantidad de sugerencias personalizadas.

Con respecto a las mediciones de velocidad de la versión móvil, encontramos el mayor problema. El tiempo de carga que se muestra suele ser bastante mayor que la realidad. Esto se debe a que el diagnóstico para móviles se lleva a cabo desde una red 3G acelerada, que rara vez se usa hoy en día. Para obtener una buena puntuación tendrías que optimizar tu web para redes 3G, cosa que a efectos prácticos es inútil en la mayoría de los casos.

¿Qué debo hacer para tener una página web rápida?

Principalmente aconsejaría definir los objetivos de esta página web:

  • ¿Es una página web informativa de carácter corporativo y no tiene procesos de venta o conversión dentro de ella? Es decir, es una web con información del negocio y formulario de contacto.

  • ¿Es una página web como la anterior pero incorpora algún elemento de conversión, tipo Landing Page o estrategias Lead Magnet?
     
  • ¿Es un portal de venta, es decir un Ecommerce?

Para la primera opción, probablemente nos valga con tener una web funcional, con experiencia de usuario adecuada, es decir, que cronómetro en mano, y cargando la web en varios navegadores y dispositivos veamos que la carga es correcta, menos de 3 o 4 segundos. Porque nuestra web cumple una función informativa, que no tiene interacción con el usuario; es decir, el usuario no puede hacer cosas dentro de la página, con lo que el tiempo de visita (Tasa de Rebote o Retención) será corto, y esto tiene más peso para los buscadores y para Google que la velocidad en sí de la web.

Si tenemos una web con una estrategia de marketing digital, que serán la opción 2 y 3, (si tienes una de estas dos sin estrategia de marketing digital entonces habría que revisar este punto) tendremos interacción con el usuario, que podrá hacer cosas dentro de la web y aquí nos interesa que el usuario tenga una experiencia de uso alta (UX) , que todo sea fácil y rápido.

Por último, si bien la mejor opción es ponerse en manos de especialistas, algunas consideraciones a tener en cuenta son las siguientes:

  • Mejora el peso de la web: Una web pesada es una web lenta. Por eso es necesario optimizar lo máximo posible los contenidos de tu sitio, principalmente las imágenes, usando plugins de compresión y optimización de imágenes.

  • Tener un buen hosting: Es de las primeras decisiones que tendremos que hacer para crear una página. Elegir uno con una mayor velocidad de acceso mejorará tu posicionamiento web en buscadores.

  • La versión de la base de datos: Un buen desempeño de la base de datos es fundamental para evitar errores que degraden el rendimiento de tu página. Por eso hay que mantenerla actualizada y minimizar las peticiones y accesos a ella.

  • Controlar los plugins instalados: Los plugin nos ofrecen diversas funciones y utilidades muy provechosas para las páginas web. Sin embargo, una mala gestión de los mismos puede convertirlos en una carga. Mantén un control periódico, elimina los que no se usen y actualízalos cuando sea necesario.

  • Usar métodos de caché, compresión y minificación de código. Existen plugins y módulos de alto rendimiento que se encargan de estas tareas para que una Web funcione más eficientemente. Si bien son complejos de configurar, un técnico especializado sabrá cómo hacerlo.
Google Plus

Artículos Relacionados

Sobre el Autor

Carlos Castillo

Carlos Castillo

Especialista en  transformación digital, orientando sistemas tradicionales (legacy System) a la nube (cloud computing) y maximizando procesos productivos de los usuarios. 

Como asesor técnico en transformación digital, su objetivo es ayudar y guiar a los usuarios  a la mejora de las competencias digitales.

Es consultor de sistemas de gestión de la seguridad de información (SGSI para ISO 27001) y Experto Universitario en Sistemas de redes y Comunicación por la UNED, Técnico en Marketing, Técnico SEO (Search Engine Optimization) y Técnico Social Media Strategist.

Se especializa en la dirección e implantación de proyectos con tecnología Google Cloud, VoIP, Azure, Microsoft Office 365, Sistemas de Seguridad Perimetral, Sistemas de Backup y recuperación ante desastres.

Experto en sistemas de HelpDesk y servicios informáticos a Centros Educativos y Empresas.

Conferenciante en seguridad informática para la Pyme y formación a usuarios para prevenir la ciberdelincuencia.

Colabora en la temática de Innovación y Tecnología.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter