• Inicio
  • Temas
  • Innovación y Tecnología

La virtualización, el concepto que ha salvado de la crisis.

Por Santy Abreu, responsable de sistemas en Itop

La crisis agudiza el ingenio y con ello se ha buscado optimizar al máximo cada recurso para explotarlo en proyectos productivos

Hoy en día ya nos hemos percatado de los crecientes recursos en materia de informática que una empresa llega a requerir, hablamos de datos, correos, web, aplicaciones de gestión, y no solo el hecho de dominar los que ya tenemos al uso, sino del almacenamiento que debemos tener para tener históricos y proteger nuestros datos al tiempo que no perdemos ni un segundo en prestaciones y fiabilidad de un sistema que crece exponencialmente cada año.

Aquel empresario que se conforme con un simple servidor en la habitación más fría de la empresa estará hoy por hoy prácticamente perdido. Se ha demostrado que los servidores abandonados o con un mínimo de mantenimiento son los que traen de cabeza a informáticos y técnicos de sistemas ante la intervención ocasionado por un desastre.

Además a la hora de cambiar de máquina porque el servidor que tenemos ya no da más de sí, se convierte en todo un trastorno y parálisis de la empresa que puede durar días o quizás semanas, en el mejor de los casos.

Si a eso sumamos que en los últimos 8 años de crisis que el sector está viviendo, más aún en Canarias, el empresario ha optado por hacer caso a lo urgente relegando las obligaciones en materia de informática para el último puesto, incluso eliminándolo, con una simple frase “no hay crédito disponible para mejorar la informática”.

Pero ¿dónde está el equilibrio entre gasto, funcionalidad y eficacia? En la importancia que le demos al intangible de nuestra empresa.

La experiencia de cientos de técnicos ha dado como factor clave que en más de un 40% de las empresas canarias los servidores están sin tocar desde hace años, o que su mínimo mantenimiento está realizado por personal no cualificado.

Las intervenciones en materia de rescate de datos son calificadas como muy graves cuando un equipo no tiene el debido soporte y mantenimiento. Pero paralelamente se han desarrollado técnicas que han ayudado al empresario a resolver estos problemas de recursos de una forma ágil y determinante: La virtualización.

Actualmente en cualquier servidor de empresa los recursos de una máquina están muy por debajo del 20%, es decir, podemos tener una máquina que no aprovecha el 80% de su capacidad. E incluso empresas cuentan con varios servidores, uno de archivos, otro de correos, otro web, otro de la aplicación de gestión, etc., lo que incrementa el gasto en energía, espacio y mantenimiento de los equipos, ya sin nombrar de la refrigeración que van a necesitar.

Esa gran desconocida para el empresario no es más que el concepto de organizar la información y recursos informáticos de la empresa de tal manera que se gestionen eficientemente los equipos servidores de la empresa con triple cometido:

  • Aprovechar al máximo los tiempos de procesador, memoria y espacio en disco.
  • Aislar servidores por aplicaciones, lo que optimiza el sistema.
  • Garantizar los recursos y que puedan ser movidos a otras máquinas con agilidad.
  • Reforzar la estructura y protección de los datos que se albergan mediante un sistema flexible.
  • Mejorar el gasto energético del conjunto de servidores.

No es otra cosa que instalar varias máquinas virtuales dentro de una maquina física para aprovechar los recursos eficientemente, permitiendo monitorizar lo que sucede en la máquina de forma inmediata y pudiendo tomar decisiones de forma más rápida. Además a nivel de seguridad, queda incluido dentro de un entorno en el que únicamente la empresa tendrá acceso al establecerse una segunda capa a nivel de sistema operativo. Todo esto sin notar apenas una caída en el rendimiento. La clave está en la máquina que utilizaremos como host de este entorno virtual.

Ahorros del más del 60% en mantenimientos informáticos hacen viable mantener vinculados a la empresa a los informáticos que mantienen el entorno actualizado, limpio y al día ante posibles errores, mejorando eficientemente los recursos de los que disponen el conjunto de trabajadores. Aunque lo más interesante es el hecho de poder ampliar, mover, modificar o incluso replantear nuevos recursos sin tener que detener el trabajo, lo que hace muy atractivo este concepto. ¿Te imaginas que decides comprar una nueva máquina y que la instalación de tu servidor se reduzca a la copia de un único archivo?.

Wmware, Citrix, Proxmox, Microsoft, Sun y un largo etcétera de fabricantes luchan cada día por tener un puesto directo en materia de virtualización y ofrecer mejoras día a día incluso en planes muy económicos que han hecho incluso que la empresa pueda mover su proyecto a la nube sin grandes trastornos.

Si eres empresario, profesional y “tiras” de la informática como pieza fundamental de tu negocio, asigna el recurso que asignarías a un empleado más (como si de una nómina se tratara) y estudia con tu informático de confianza la posibilidad de crear un entorno virtualizado. Notarás, una vez implantado, que muchos dolores de cabeza en esta materia se irán disipando con el paso del tiempo.

Hoy en día con la potencia de los servidores que están llegando a la empresa permiten de forma muy sobrada poder instalar 4, 5 o 6 máquinas virtuales de forma óptima bajo la misma plataforma, y muchas de las medianas y grandes empresas de nuestro parque empresarial ya cuentan con un entorno virtualizado.

Google Plus
LinkedIn

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter