• Inicio
  • Temas
  • Innovación y Tecnología

¿Cómo ha evolucionado el uso y consumo de contenidos digitales en España?

No cabe duda que la tecnología se ha vuelto imprescindible para todos y ha revolucionado totalmente nuestros hábitos de consumo y, por consiguiente, nuestras vidas.

Concretamente en nuestro país, en España, se ha producido un enorme cambio en los últimos 5 años en las principales tendencias de los hábitos de consumo de contenidos digitales de los usuarios.

Tecnologia como ha evolucionado el uso y el consumo de contenidos digitales en espaa Cajasiete

Muchos han sido los países que ya habían dado un paso hacia adelante en esto de la digitalización y la transformación digital, y ya habían implementado tecnologías y herramientas digitales como el eCommerce o Comercio Electrónico. Pero algunos otros, como es el caso de España, estas herramientas no eran tan utilizadas hasta que llegó el COVID-19, el cual incrementó su uso de forma exponencial.

Con este artículo, y basándonos en la nueva edición del estudio sobre uso y actitudes sobre contenidos digitales en España publicada por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), queremos dar a conocerla evolución del uso y consumo de contenidos digitales por parte de los usuarios en España.

Uso y consumo por tipo de contenidos

El uso y consumo de contenidos digitales ha vivido un claro incremento en los últimos años, aumentando tanto el porcentaje de población que utiliza contenidos digitales como la frecuencia de uso de los mismos.

Hay tres tipos de contenidos cuyo incremento ha sido más notable:

1. Los contenidos formativos y educativos, que han pasado a consumir tres de cada cuatro personas con edades entre los 16 y 74 años, por un lado debido al surgimiento de plataformas de formación online como Udemy, Miriadax, etc.) y por otro lado a la necesidad de los centros educativos debido al COVID-19.

2. Las películas, videos, series, documentales, que en 2016 utilizaba el 59,3% de la población y ahora consume el 80,3%.

3. Y la música digital, que consumía el 58,1% de la población entre 16 y 74 años y ahora escucha el 80,1%.

Perfil de consumo

Lo que más se destaca es que se ha impulsado el consumo de contenidos digitales y que, en la población que comprende los 16 y 74 años, aumenta más del doble el porcentaje de personas con patrón de uso intensivo de contenidos. En lo que se refiere a la población entre 16 y 74 años, quienes hacían un uso intensivo suponen cuatro de cada diez y suman el 40,8%.

Analizando los resultados del conjunto de la población se observa que, incluyendo a menores de 16 años y mayores de 74, un 37,6% hacen un uso intensivo. Concretamente entre menores de 35 años el porcentaje de personas de uso intensivo supera el 60%, a partir de esta edad va descendiendo paulatinamente el porcentaje hasta suponer el 10,5% de las personas mayores de 75 años.

Respecto al género, los usuarios con mayor uso y consumo intensivos de contenidos digitales son hombres. Ambos géneros suelen consumir de forma frecuente o eventual en términos parecidos pero hay un mayor porcentaje de mujeres que o bien consume de manera excepcional (11.9%) o que no consume (8,4%).

¿Cuál es el perfil de usuario intensivo más común? ¿Qué tipo de usuarios son los que no suelen usar y consumir contenidos digitales?

El perfil de usuario que consume contenidos digitales más común suele tener menos de 35 años, residente en ciudades de más de 50.000 habitantes, laboralmente activo y con ingresos elevados. En el caso opuesto, aquellos perfiles de “no usuario”, es decir, los que no consumen contenidos digitales, suelen ser mayores de 75 años, jubilados, residentes en localidades de menos de 2.000 habitantes y con un nivel de ingresos reducido.

Acceso a contenido online

El acceso a internet es ya un aspecto generalizado entre grandes segmentos de la población en España. La facilidad para acceder a Internet y a todo tipo de contenidos online o digitales, se debe en parte por la profusión e implantación del servicio de banda ancha en los hogares, pero, sobre todo, por la expansión del móvil.

Esto ha favorecido la ampliación del consumo de contenidos digitales a un colectivo cada vez más amplio, ya casi universal, que además accede a estos contenidos con cada vez más frecuencia.

Los dispositivos móviles han “provocado” un uso constante de internet y una mayor facilidad para acceder continuamente a una diversidad de contenidos que han facilitado la rápida generalización tanto del uso de internet como del consumo de contenidos.

Digitalización y bienestar

Las nuevas tecnologías y sus implicaciones se han evidenciado aún más durante la pandemia y el confinamiento, lo cual ha resaltado la importancia del mundo digital en nuestra cotidianidad.

Todo ello habría facilitado el acceso a la información, la comunicación interpersonal en casi cualquier momento y circunstancia, la formación online, el teletrabajo y el acceso al entretenimiento de calidad.

En cuanto al bienestar de la sociedad, existen aspectos negativos que pueden preocupar como, por ejemplo, el posible aislamiento social, un cierto ensimismamiento del entorno inmediato a favor del entorno digital o la protección de la intimidad. Por ello, se hace necesario que la digitalización esté al servicio del bienestar humano, generando oportunidades igualitarias, una alfabetización digital generalizada y que existiera una fuerte seguridad digital.

Familiaridad digital

Las personas han ido desarrollando cierta familiaridad con el entorno digital de manera que se han ido acercando a las nuevas tecnologías a medida que han ido necesitando la adopción de conocimientos para poder funcionar en su vida diaria.

También, ha contribuido a ello la incorporación en el mercado de distintos productos tecnológicos, los cuales han ayudado a que las personas nos habituemos a realizar cada vez más acciones a través de internet, que hasta hace no mucho resultaban más difíciles (ejemplo: transferir dinero cómodamente con Bizum).

En general, las personas se sienten bien capacitadas para afrontar los retos que las nuevas tecnologías puedan acarrear, pero hay que recordar que todavía existen nichos de población que todavía no se manejan con la tecnología o presentan dificultades y con menos familiaridad con el entorno digital y más alejada del consumo de contenidos digitales.

El impacto de la COVID-19 en el consumo de contenidos digitales

Como hemos comentado al comienzo de este artículo, la situación de crisis por el COVID-19 ha puesto de relieve la importancia de la conectividad digital en la vida diaria en sus diversos aspectos. La infraestructura digital fue fundamental para mitigar el impacto de las restricciones para quedarse en casa, lo cual permitió que pudiésemos seguir realizando actividades habituales como trabajar desde casa, la atención médica y la educación, incluso favoreciendo el crecimiento de sectores como el comercio electrónico.

El COVID-19 ha servido de refuerzo de la tecnología y las nuevas herramientas digitales, de una tendencia que ya se venía dando durante los últimos 5 años, y lo más probable es que, dada la situación actual que seguimos viviendo a nivel mundial y colectivo, continúe siendo así en los próximos años.

Google Plus

Artículos Relacionados

Sobre el Autor

Miguel Fernández Cejas

Miguel Fernández Cejas

Socio fundador de Itop, empresa de implantación de soluciones tecnológicas, factoría de software y formación online. Natural de S/C de Tenerife, complementa su formación en Ingeniería Informática con cursos de postgrado en áreas tan diversas como la inteligencia artificial, la gestión de empresas o la calidad.

Cuenta con más de 25 años de experiencia en el mundo de las Tecnologías de la Información, trabajando como programador, consultor, jefe de proyecto, director de área y emprendedor. Trabaja para distintas empresas nacionales e internacionales en ciudades como Tokio, Londres o Madrid. Su pasión por la tecnología unida a su variada experiencia, le impulsa a desarrollar distintos proyectos empresariales donde aplica las nuevas tecnologías al turismo, la sociología, el marketing o la formación. Actualmente trabaja en temas relacionados con aplicaciones de gestión, Business Intelligence, Bigdata, Mobile/Apps e Internet de las Cosas.

Entusiasta del mundo digital busca convertir ideas en nuevos productos y servicios para ayudar a las empresas a ser más eficientes.

Colabora dentro de la temática de Innovación y Tecnología.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter