• Inicio
  • Temas
  • Finanzas y Fiscalidad

La importancia del presupuesto empresarial para pymes y autonomos.

Pleno mes de Agosto, ya hemos superado el cierre del segundo trimestre, hemos pagado el IGIC, el impuesto de sociedades, hemos depositado las cuentas y hasta ya hemos pagado la nómina, parece que la vida del autónomo y de la PYME es ya plácida y podemos descansar de nuestras obligaciones con el estado del bienestar (sobre todo del bienestar de los demás, pero de esto trataremos otro día) hasta el 20 de octubre.

Agosto, ya hemos pasado más de la mitad del año, y podemos hacernos una idea de con cuánta facturación vamos a cerrar el ejercicio, siempre como no, comparado con el ejercicio anterior, porque seamos realistas, la única referencia que tienen la mayoría de autónomos y PYMES para saber si la marcha del negocio va bien o va mal, es comparar el ejercicio actual con el anterior.

¿Es esto una buena vara de medir? Pues depende de cómo se dio el año anterior, de si había crisis o no, de si hubo elementos que escaparon a nuestro control o no, y un largo etc. pero si el refrán dice: “agua pasada no mueve molino” ¿porque nos empeñamos en mirar siempre al pasado cuando queremos evaluar la marcha del negocio? ¿No sería mejor mirar hacia adelante? (para atrás ni para coger impulso).

Sin embargo no lo hacemos, y el principal motivo es que no sabemos cómo. ¿Cómo lo hacemos entonces? Mirando al futuro y no al pasado.

Te propongo un viaje al futuro, pero no con el Delorean de la película Regreso al futuro, ni con el tarot de la India de TV, sino con una herramienta mucho más sencilla: El presupuesto.

¿Y que es el presupuesto en una empresa? La definición técnica es: “la estimación programada, de manera sistemática de las operaciones de una organización (llamada empresa) de un periodo determinado para lograr unos objetivos previamente establecidos”[1].

Ya sabemos qué vamos a hacer: Un presupuesto, sé que estás pensando que esto “es muy difícil”, “es de multinacional”, “son cosas de políticos”, etc. Nada más lejos de la realidad. El elaborar un presupuesto te va a permitir tomar el control de tu negocio, marcar un rumbo y saber si ese rumbo va por donde nosotros queremos o si estamos a merced de los elementos.

Vamos a ponernos manos a la obra:

Momento ideal para hacer el presupuesto: Lo ideal para hacer el presupuesto del 2019 es hacerlo en septiembre-octubre del 2018, es decir, justo después de este plácido mes de agosto.

¿Cómo lo hacemos?: Muy sencillo, nos sentamos en una mesa, vemos las ventas de lo que llevamos del 2018 y después de mirarlas detenidamente nos hacemos la siguientes pregunta: ¿Qué queremos conseguir en el 2019?

Esta pregunta tiene una respuesta por cada organización, así los objetivos pueden ser muy distintos, los más comunes son: Aumentar las ventas, mejorar el margen, aumentar el beneficio neto, el bruto, entrar en beneficios (si es que no los hemos tenido este año) sea lo que sea lo que queramos conseguir, al contestar esta pregunta estaremos fijando lo que se llama en el argot de consultoría: Un plan estratégico (anda, ¿como Telefónica? pues si, usamos la misma herramienta que una multinacional, solo que no lo sabemos).

Pero ojo, no nos hagamos trampas al solitario; hemos visto las ventas (lo dijimos antes, siéntate a mirar las ventas del 2018) por lo que los objetivos que nos debemos marcar para el 2019 deben ser REALISTAS. Ejemplo: Si yo ando 6 km dos días por semana, mi objetivo puede ser andar 8 km cuatro días por semana, si me pongo como objetivo ganar la medalla de oro olímpica.. pues eso.. que mucha suerte. Por tanto marcamos una estrategia REALISTA basada en las ventas.

Una vez marcado el objetivo, vemos las ventas que necesitamos para lograr ese objetivo. El presupuesto parte de las ventas y a partir de las ventas que queremos obtener, determinamos los gastos en los que vamos a incurrir, basado en el histórico de los gastos fijos y variables que tenemos.

Recordemos que primero son las ventas y luego son los gastos. Una empresa que no vende no gasta, a no ser que tenga gastos fijos, pero los gastos fijos tienen sentido porque queremos vender. No vamos a alquilar un local o contratar un dependiente, sino es para vender algo.. a no ser que seamos una ONG, o una agencia del estado. Así pues, primero VENTAS.

Ya tenemos las ventas, con las ventas vienen los gastos. Para lograr el objetivo necesitamos un nivel de ventas y este nivel de ventas implica incurrir en unos gastos. Tenemos que determinar cuál va a ser este nivel de gastos. Si no tenemos claro cuales son nuestros gastos actuales, no hay problema, hay una solución muy sencilla: Preguntar al asesor fiscal; le decimos que nos dé el porcentaje de cada gasto sobre las ventas.

Haciendo este sencillo ejercicio, ya tenemos la previsión de ventas, multiplicamos las ventas por cada porcentaje de gasto y ya tenemos el presupuesto hecho.

Está claro que si lo hacemos así de sencillo, cuando empiece el 2019, la realidad y lo presupuestado puede que no coincida lo más mínimo, pero ahí está realmente el quid de la cuestión, que es precisamente el analizar porqué la realidad no se parece a nuestro planes, esta es realmente la importancia del presupuesto: Analizar las desviaciones.

Estas pueden darse por causas internas, como puede ser la poca destreza a la hora de elaborar el presupuesto, pero eso no es un gran problema; se soluciona con la práctica y además el presupuesto admite tantas correcciones como queramos.

La otra causa puede ser externa y esto implica que los elementos han cambiado desde el momento que elaboramos el presupuesto, y como ya sabemos, de nuestra capacidad de adaptación dependerá el éxito de nuestra empresa. Por tanto el presupuesto puede resultar la mejor herramienta que podemos tener para asegurar el futuro de nuestra empresa.

Desde aquí os animo a que os pongáis manos a la obra y dediquéis una tarde a pensar en el futuro y a ponerlo en un papel. Y que al menos una vez cada tres meses, reviséis si ese futuro está siendo bueno con vosotros o no. Os aseguro que cuando mejor presupuestéis, mejor se portará el futuro con vosotros.

[1]          https://www.monografias.com/trabajos99/presupuesto-empresarial/presupuesto-empresarial.shtml

Google Plus
LinkedIn

Artículos Relacionados

Sobre el Autor

Jesús del Amo

Jesús del Amo

Director Gerente de AvalonBiz Consulting Group. Licenciado en ciencias económicas por la universidad de Zaragoza y master de Economía de la escuela austriaca por la universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Su trayectoria transcurre en el ámbito gerencial y de dirección de equipos durante más de 20 años. Fundador de AvalonBiz, desde donde ofrece Soluciones de Negocio, Gestión y Controlling a la medida. 

Defensor de la libertad individual, los mercados libres y la propiedad privada como ejes del desarrollo social y mejora de las condiciones de vida de las personas. Como profesional interesado en el coaching,es usuario del método de productividad GTD y creyente en la innovación y formación continua en la empresa a través de las tecnologías de la información.

Colabora dentro de la temática de Finanzas y Fiscalidad.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter