• Inicio
  • Temas
  • Finanzas y Fiscalidad

Tu también puedes ser como Pepe

Mi objetivo con este primer artículo es que, de una forma sencilla, seas capaz en una semana de analizar las masas patrimoniales de cualquier empresa, obteniendo resultados tan espectaculares como los que consiguió Pepe Baltá. ¿No te suena el nombre? Déjame que te cuente la historia de Pepe.

Pepe Baltá tenía 17 años al comienzo de esta historia. Él era un chico normal: estudiante de bachillerato, deportista y aplicado en los estudios. ¿Y por qué nos interesa tanto Pepe? Pues porque Pepe descubrió el agujero económico de la multinacional andaluza Abengoa y su futura caída... ¡Un año antes de que ocurriera!

¿Y por qué a Pepe se le ocurrió analizar la información contable de Abengoa? Pues para aprobar la asignatura de economía de bachillerato. Su profesor de economía encargó a finales de 2014 en su clase un trabajo: escoger una empresa cualquiera y analizar la información contable-financiera utilizando los conocimientos adquiridos en la asignatura de economía impartida en secundaria. 

Pepe eligió Abengoa, el gigante tecnológico andaluz, y en su trabajo de clase, de apenas 18 páginas, se dio cuenta de que Abengoa era “un gigante con los pies de barro” y pronosticó que Abengoa entraría en suspensión de pagos a no ser que "aumentara su patrimonio neto de alguna manera con financiación propia o externa”. El final de la historia es que 10 meses después de entregado el trabajo, Abengoa presentaba un preconcurso de acreedores, el mayor de la historia empresarial española. 

Pepe saltó a la fama cuando muchos medios de información relataron su historia. ¿Y qué método utilizó él? Pues uno al alcance de todos nosotros: Utilizó los balances de Abengoa de la página web de la propia empresa y analizó sus masas patrimoniales. Nada que no pueda hacer cualquiera con unas pequeñas nociones de contabilidad.

Como ya conoces la historia de nuestro protagonista, voy a tratar de compartir esas pequeñas nociones de contabilidad contigo para saber qué tenemos que buscar, dónde y cómo.  Esos conocimientos van a ser útiles no sólo para hacer trabajos de economía de bachillerato, sino que lo serán para algo mucho más importante: el análisis de nuestra propia empresa (que aunque casi seguro es mas pequeña que Abengoa, es mucho más importante para nosotros). Todo ello con el fin de saber qué pueden encontrar otros que revisen nuestras cuentas (por ejemplo los bancos que nos conceden financiación, o las compañías de caución que tienen nuestros proveedores para asegurar el crédito que nos conceden en las ventas aplazadas) y para saber la situación de nuestra competencia. 

1. Lo primero es determinar qué tenemos que analizar. Y lo que tenemos que analizar aquí son las masas patrimoniales. ¿Difícil?, no te asustes, son muy fáciles de entender: Las masas patrimoniales son el activo, el pasivo y el neto patrimonial. ¿Te suenan, no? De una forma muy simple: el activo es lo que la empresa “posee”, el pasivo es lo que la empresa “debe” y el Neto es lo que ha aportado el empresario a la empresa. Así de sencillo. 

2. El segundo paso es localizar dónde están las masas patrimoniales. Si el concepto es sencillo, más aún lo es su localización. Las masas patrimoniales se encuentran en un documento que toda empresa debe elaborar al menos una vez al año: el balance de situación

3. El último paso es saber cómo tenemos que analizar el balance. En este caso, obteniendo ratios económico-financieros. ¿Y que es un ratio? Un ratio no es sino dividir un concepto económico por otro. Seguro que si eres empresario ya manejas ratios económicos. ¿No me crees? Todo empresario sabe el margen de venta de sus productos y por tanto el margen comercial de la empresa. El  margen comercial no es sino un ratio: divide el beneficio por la ventas. Luego todos manejamos ratios, aunque no lo sepamos. 

Podemos averiguar muchas cosas analizando el balance de situación a través de los ratios financieros, por ejemplo: saber si la empresa tiene o no equilibro patrimonial, si está endeudada o no, si es solvente o no, si dispone de liquidez o la necesita, si esta suficientemente capitalizada, si va a perdurar en el tiempo, si es rentable, cuando puede crecer en ventas sin inversión adicional, cuanto rotan las existencias, etc. ¿te interesa conocer esta información de tu competencia? ¿Si? Sigue leyendo…

Para guiar tu aprendizaje en este mundo, un libro muy sencillo y breve para introducirte en el análisis es “Aprenda a analizar estados financieros en una semana” de la editorial Gestión 2000. Una vez te hayas familiarizado con los conceptos contables, es hora de ponerlos en práctica con el libro “Aplicación en Excel para el análisis de balances” de la editorial Profit. El libro contiene una hoja Excel en la que introduciendo los datos del balance de una empresa se calculan de forma automática los principales ratios contables, el libro explica cada uno de ellos y sus valores de referencia.

Si con estos dos títulos no te parece suficiente y quieres profundizar mas aún, te recomiendo “Análisis económico-financiero” de Oriol Amat editado por Gestión 2000. No queda sino ponerse manos a la obra.

Google Plus
LinkedIn

Sobre el Autor

Jesús del Amo

Jesús del Amo

Director Gerente de AvalonBiz Consulting Group. Licenciado en ciencias económicas por la universidad de Zaragoza y master de Economía de la escuela austriaca por la universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Su trayectoria transcurre en el ámbito gerencial y de dirección de equipos durante más de 20 años. Fundador de AvalonBiz, desde donde ofrece Soluciones de Negocio, Gestión y Controlling a la medida. Defensor de la libertad individual, los mercados libres y la propiedad privada como ejes del desarrollo social y mejora de las condiciones de vida de las personas. Como profesional interesado en el coaching,es usuario del método de productividad GTD y creyente en la innovación y formación continua en la empresa a través de las tecnologías de la información.

Colabora dentro de la temática de Finanzas y Fiscalidad.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter