• Inicio
  • Temas
  • Dirección y Emprendeduría

Gestión de personas para un tiempo nuevo

Vivimos tiempos complejos, no les descubro nada nuevo. Pero ya lo eran antes de que un virus se cruzara en nuestro camino.

Y es que, si bien el momento actual refleja con toda su crudeza los atributos de un contexto VUCA, la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad forman parte desde hace tiempo del escenario al que cualquier gestor de personas se enfrenta cada día.

Direccion gestion de personas para un tiempo nuevo Cajasiete

No cabe duda, sin embargo, de que apoyarnos en lo que nos ocurre desde el pasado mes de marzo y que tan presente tenemos ahora en nuestro día a día, puede ayudar a la reflexión sobre lo que se espera, no sólo de los profesionales de la gestión de recursos humanos sino, sobre todo, de quienes lideran organizaciones o equipos de trabajo.

Si ya de por sí constituye un reto alinear el talento para la consecución de los objetivos de la empresa, hacerlo cuando ni siquiera podemos saber qué ocurrirá mañana o el mes que viene requiere un esfuerzo titánico. Y es así porque se trata de gestionar personas, con sus expectativas e ilusiones, pero también con sus miedos; con su compromiso, pero también con su desconfianza.

Se hace más necesario que nunca lograr un equilibrio entre dirigir y apoyar, dar una orientación clara de lo que de ellos y ellas se espera, pero también facilitar y empoderar. Se trata de afrontar juntos esta nueva situación y buscar también juntos la mejor manera de coger impulso.

Muchas empresas están transformando, a veces incluso de forma radical, su modelo de negocio, y también su organización (estructura, métodos de trabajo, etc.). Pero todas, no sólo esas, tendrán que entrar en la dinámica del aprendizaje continuo, adaptarse a un mundo más digital, captar el talento adecuado, definir un propósito y comunicarlo convenientemente al conjunto de la organización para lograr su compromiso, y por supuesto abrazar la diversidad.

Esas claves, que son algunas de las tendencias de la gestión de recursos humanos para la década que comienza, han sufrido en estos últimos meses un claro proceso de aceleración, y los directivos y responsables de recursos humanos no pueden ignorarlas

Gestionar de forma positiva el cambio implica precisamente vencer la resistencia -propia y de quienes nos rodean- a ese cambio y, por lo tanto, no aferrarse a lo ya conocido. Se trata de abordar la volatilidad, afrontar la incertidumbre, aceptar la complejidad y reducir la ambigüedad. Y lo tendrán que interiorizar todos los miembros de la organización, cada uno desde la posición que ocupa. Cada rol exigirá una contribución diferente, pero la misma actitud.

Como expone con brillantez el profesor José Aguilar, “las crisis son extraordinarios laboratorios de comportamiento humano”. Ciertamente es así, porque el nivel de exigencia al líder en momentos como el actual es mucho mayor, ya que debe gestionar adecuadamente la incertidumbre, lo que implica primero aceptar esa incertidumbre, y después actuar de manera diferente a como lo haría en una situación normal. También debe provocar cambios en los demás, algo que sólo logrará siendo más humano, siendo un líder que, sin olvidar la razón, preste más atención que nunca a la emoción. Sólo así el líder aportará valor. Necesitamos personas que gestionen personas, algo que podría parecer una obviedad, pero que encierra mucho significado.

El profesor Javier Fernández Aguado defiende y con razón que “si queremos que los tiempos cambien debemos cambiar nosotros”. Se trata de no ser espectadores sino protagonistas del cambio necesario. Partir del autonocimiento es siempre una buena estrategia cuando se trata de afrontar un reto. Y para retos, el que tenemos delante de nosotros, un mundo que ya no será igual a como era antes de marzo, una sociedad que ha cambiado, como también lo han hecho la economía, el tejido empresarial y el empleo.

Parece pues conveniente que los profesionales de la gestión de recursos humanos y quienes lideran organizaciones se familiaricen con el uso de herramientas que permitan orientar el desarrollo profesional a partir del análisis -mejor si es forma científica- de personas y equipos.

Permítanme que les mencione una de esas herramientas, que conozco porque la utilizo, el PDA Assessment, de la firma consultora PDA International. Su uso nos permite identificar el perfil conductual de las personas, gestionar su talento y desarrollar sus habilidades. Y lo traigo a colación porque PDA International ha ido más allá definiendo un modelo de 10 competencias para la gestión positiva del cambio en tiempos VUCA, competencias que en aras de la brevedad me limitaré a enunciar:

  • Innovación.
  • Amortiguación del cambio.
  • Reacción ágil.
  • Autocontrol.
  • Flexibilidad.
  • Colaboración dinámica.
  • Comunicación versátil.
  • Sensibilidad interpersonal.
  • Retroalimentación iterativa.
  • Liderazgo de equipos en red.

Obviamente el tema da para mucho más, entre otros motivos porque se ha escrito y se seguirá escribiendo mucho sobre ello; y, como siempre, el criterio de los expertos nos ilumina en la toma de decisiones, grandes y pequeñas, sobre nuestro futuro.

También el blog “Cajasiete con tu negocio”, como punto de encuentro de profesionales, perspectivas y experiencias, nos está ayudando a entender mejor este tiempo nuevo. Gracias y enhorabuena a Cajasiete por hacerlo posible.

Google Plus

Artículos Relacionados

Sobre el Autor

José Joaquín Bethencourt

José Joaquín Bethencourt

Licenciado en Farmacia por la Universidad de La Laguna y Máster en Dirección General de Empresas. Inicia su actividad profesional con 22 años como Concejal del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Posteriormente se incorpora a Mercatenerife, y después a Compañía Cervecera de Canarias, donde desarrolla una carrera de diez años en gestión de recursos humanos.

Tras ello vuelve al sector público, donde ejerce como Consejero del Cabildo Insular de Tenerife (2003-2015) y Consejero Delegado de Sodecan -Sociedad para el Desarrollo Económico de Canarias- (2015-2019). En la actualidad es consultor independiente en talento e innovación.

Su perfil profesional es el resultado de combinar una amplia experiencia en los sectores público y privado, con responsabilidades directivas y ejecutivas, formación técnica y empresarial reconocida, demostrables habilidades asociadas a la gestión, la comunicación y las relaciones interpersonales y un alto conocimiento del entorno.

Colabora dentro de la temática de Dirección y Emprendeduría.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter