• Inicio
  • Temas
  • Dirección y Emprendeduría

¿Es posible emprender sin tener definido mi negocio?

¿Es posible emprender sin tener definido mi negocio?

Un empresario de la “vieja escuela”, o de una empresa tradicional te diría que NO, que tienes que tener claro el servicio o producto que vas a vender, a qué coste, vender a qué precio, los recursos que necesitas, a quienes vas a contratar, y cuánto dinero necesitas pedir al banco para llegar al punto de equilibrio en un tiempo exis.

Emprendeduria es posible emprender sin tener definido mi negocio Cajasiete

¿Pero qué ocurre con aquellos emprendedores que pretenden innovar a base tecnológica, y hacerse un hueco en el mundo de las startups?

En ese caso, la respuesta es SÍ. Sí, es posible emprender sin tener definido el negocio en sí desde un principio. De hecho, la única constante en el mundo digital es la incertidumbre, y lo único que tienes que tener bien definido es el problema que quieres resolver. El problema nos servirá como punto de partida.

Una vez definido el problema, existe mucha información y metodologías disponibles para comenzar a darle forma a tu negocio, pero yo recomendaría buscar siempre apoyo en forma de mentorización. En mi caso (por el año 2016) ha sido de gran ayuda el servicio de la Fundación General de La Universidad de La Laguna (Tenerife) que prestó y sigue prestando al emprendedor, en formato de mentorización personalizada.

Con citas recurrentes, con un técnico (mentor) asignado, te enseñarán las metodologías utilizadas en Lean Startup, no sólo a nivel teórico sino también a aplicarlos, por ejemplo aterrizando y plasmando ideas de los posibles componentes de negocio en un Lean Canvas, a desarrollar el Problem Solution Fit, crear tu primer Producto Mínimo Viable, identificar tu Buyer Persona, o diseñar su Customer Journey.

Dependiendo del punto de desarrollo del negocio que tengas, te podrás apuntar en algún programa en concreto, cuyo fin es la pre-aceleración de startups mediante formación grupal y mentorización individual, que suelen prestarse de forma (casi) gratuita por diferentes entidades o asociaciones (FGULL, Cámaras de Comercio, Intech Tenerife, Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria, entre otros).

Pero para llegar a ese punto, es aconsejable ya haber comprendido, y aplicado algo de metodologías en la definición de tu startup, porque si no, es más probable que te mareen con toda la información, y no aproveches la oportunidad de aplicar estas metodologías tan útiles en tu negocio mientras dure ese programa.

Una vez completado estos programas, por estadísticas, y por mi experiencia diría que aún estamos lejos de que nuestro negocio esté en funcionamiento de verdad, pero eso será otro tema que publicaré en uno de mis siguientes posts.

Como decía: tenemos que “abrazar” el problema, obsesionarnos con ello, y analizarlo desde diferentes ángulos. A lo largo de mi trayectoría emprendedora (últimos casi 6 años), y más, en los programas de emprendeduría en las que he participado, he visto a muchos compañeros enamorarse de una solución que sólo era perfecta en su cabeza, pero a la hora de la verdad, en el mercado no tenía sentido, o no tanto cómo se esperaba.

Dado el caso, sólo podemos seguir emprendiendo si volvemos al problema inicial, y a base de las metodologías que hemos aprendido, y a los experimentos que hemos realizado, pivotamos. Todo aprendizaje nos servirá para crear otro Producto Mínimo Viable que pueda solventar el problema al que nos enfrentamos. Algunos emprendedores no supieron desenamorarse de su solución, no supieron pivotar, y se quedaron por el camino…

En ese punto, si queremos que nuestro emprendimiento tenga continuación, tenemos que dejar nuestro ego por un lado, comprender que es uno de los muchos fracasos que vamos a “abrazar”, y dejar que el mercado y las validaciones que hemos descubierto nos guíen en la redefinición de nuestro negocio.

Google Plus

Artículos Relacionados

Sobre el Autor

Kitti Kolmont

Kitti Kolmont

Kitti Kolmont es profesional de turismo, emprendedora y enamorada de las Islas Canarias.

Tras licenciarse en Turismo y Gestión Hotelera en Budapest, Hungría (su país de origen) ha tenido la oportunidad de desempeñar diferentes funciones en establecimientos alojativos en Sint Maarten (Caribe), Reino Unido y España (Tenerife y Gran Canaria), y también de ayudar a potenciar la venta directa de diferentes marcas hoteleras en Canarias, siendo gestor de cuentas en la empresa Mirai.

Tras unos años de experiencia laboral en turismo, decidió emprender un largo camino de emprendeduría en 2016, buscando vías de seguir formándose, de aprender y de crecer profesional y personalmente. Le encanta romper barreras, innovar y cuestionar todo lo que rodea el mercado de las experiencias, con enfoques claros en las personas y en las ventas.

Le encanta todo lo relacionado con la comercialización de las “experiencias”. Sus ganas de aprender ha impulsado a participar en diferentes programas de pre-aceleración y aceleración para startups desde que comenzó a emprender: Launch Tenerife (Fundación General de la Universidad de La Laguna), GoToWork (EOI & Intech Tenerife), Tenerife Invierte (Intech Tenerife), La Salle Technova Barcelona, incluso fue becada por Intech Tenerife como Dreamer en el programa de Imagine Silicon Valley 2017 en el que pasó un mes empapándose del espíritu emprendedor de primera mano (Airbnb, Twitter, Ideo, etc.) en California, EEUU.

El proyecto con que participó en todo aquello fue Roots N’Joy, una startup canaria que desde sus inicios ha pivotado varias veces, teniendo diferentes enfoques y Productos Mínimos Viables. Lo único que ha sido constante es el nombre de la empresa y la persona impulsora, pero el Roots N’Joy de hoy no tiene nada que ver con lo que era en 2018 o en 2016.

Sin embargo, todos esos aprendizajes y ensayos-errores formaron parte íntegra de crear una solución que tuviese un encaje mayor entre cliente-producto. Hoy en día, Roots N'Joy es el "Eventbrite" de los EVENTOS exclusivos para los amantes de la gastronomía y vida sana que busca ser acelerada, y así expandir a toda España.

Kitti Kolmont domina las principales metodologías de Lean Startup como Design Thinking, Producto Mínimo Viable, Desarrollo del Cliente, Métricas Pirata, Growth Hacking, entre otros. Es crítica y clara, no teme tomar riesgos y decisiones. Durante su recorrido como emprendedora, y más en tiempos de pandemia, ha demostrado una gran capacidad de adaptación y resiliencia, y siempre está dispuesta a ayudar a las personas profesionales quienes necesiten su ayuda.

Aunque le encanta innovar y todo lo relacionado con las ventas y la tecnología, tiene claro que "lo digital" no es el fin, sino el medio que ayuda a mejorar la calidad

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter