• Inicio

Artículos etiquetados con: salarios

Modelo efr o Gestión de la conciliación de la vida laboral y familiar

Modelo efr o Gestión de la conciliación de la vida laboral y familiar

Cerca del final de esta segunda década de siglo, en el mundo empresarial comienzan a afianzarse algunas realidades que difícilmente podrán ya cambiar. La primera es que, en un entorno cada vez más global y ferozmente competitivo, a las empresas les es más complicado atraer el talento mediante salarios altos.

La segunda es que las personas, no sé si conscientes de este hecho o por un cambio cultural, comienzan a demandar trabajos de mayor calidad que les permitan conciliar su vida laboral, personal y familiar.

Las personas siguen queriendo tener buenos salarios, no nos engañemos, pero están dispuestas a renunciar a parte de este si, a cambio, pueden disponer de tiempo. Tiempo para formar una familia, atender y cuidar a sus hijos y familiares, para el deporte, el ocio y la cultura, el descanso e, incluso, tiempo para su propia formación. Además, también esperan calidad en el trabajo.

Mejores salarios

Mejores salarios

Mi primer emprendimiento acaba de cumplir 10 años. Una década de “auto-MBA” gracias a los diferentes clientes, proveedores y sobre todo, personas que han dado, siguen dando y darán, una parte de su vida profesional (y a veces personal) por este proyecto.

En en estos 10 años que llevo como emprendedor, empresario, autónomo o lo que el lector considere, nunca se me ha pasado por la cabeza no remunerar como se merecía a mis empleados si las circunstancias lo permitían, absolutamente nunca. Incluso el reparto de beneficios (si los hay) entre los empleados es una política que existe desde nuestro nacimiento.

¿Y cuáles son esas circunstancias?

Pues existen muchas y variadas, si bien, nos centraremos aquí en la función de ingresos y en analizar lo que los clientes están dispuestos a pagar por tus servicios o productos.

Igualdad, Salarios y Pensiones…La Tormenta Perfecta

Igualdad, Salarios y Pensiones…La Tormenta Perfecta

La expresión tormenta perfecta fue popularizada por una película basada en hechos reales: los sufridos por pescadores de pez espada sorprendidos por la conjunción de dos grandes borrascas, una de aire frío continental y otra de aire caliente en la canadiense isla de Sable en pleno Atlántico Norte.

El choque o la fusión de ambas provocó grandes desgracias. Producida la película hace quince años, la expresión se aplica desde entonces a la suma de circunstancias negativas que son capaces de arruinar a un país o de crear situaciones de máxima tensión.

No a la brecha salarial

No a la brecha salarial

España lleva más de tres años ignorando las recomendaciones que lanzó Europa en 2014 para alcanzar la igualdad salarial. Según el artículo 14 de la Constitución Española: "Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

Y su artículo 35.1 consolida el derecho al trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer las necesidades de la persona trabajadora y su familia sin que, en ningún caso, pueda hacerse discriminación por razón de sexo. Asimismo, el artículo 23.2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 10 diciembre de 1945, establece que toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por igual trabajo. Atendiendo a estos artículos hablar de brechas salariales o techos de cristal se diría que está fuera de lugar y, sin embargo, la realidad se aleja del papel mucho más de lo que nos imaginamos.

Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su funcionamiento, elaborar información estadística y personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarle publicidad personalizada en base a un análisis de sus hábitos de navegación. Si quiere seguir navegando puede aceptar el uso de las cookies.
Política de cookies Acepto las cookies