• Inicio

Artículos etiquetados con: responsabilidad social corporativa

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y tu empresa III

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y tu empresa III

En los artículos anteriores te conté qué son los ODS, empezamos a analizar qué tienen que ver con tu empresa y conocimos algo más en profundidad los tres primeros objetivos.

En este artículo vamos a adentrarnos un poco más los objetivos 4, 5, 6 y 7 y vamos a saber cómo medir la contribución de nuestra empresa a los mismos.

La energía renovable, una inversión indispensable para el futuro del planeta

La energía renovable, una inversión indispensable para el futuro del planeta

Hoy a nadie se le ocurre discutir la capacidad económica que es capaz de arrastrar, un mundo relativamente nuevo, como es el energético renovable. En el año pasado, 2018, la energía renovable fue capaz de invertir la friolera de más de 250.000 millones de euros.

A principios del 2010, la energía renovable representaba aproximadamente un 4% de la capacidad energética mundial, pero a finales del 2019 solo la energía eólica y la solar van a generar el 18% de la electricidad consumida en el planeta. Son datos del informe Tendencias globales de inversión renovable 2019 publicado por la ONU.

Responsabilidad Social Empresarial: Cada vez más fácil

Responsabilidad Social Empresarial: Cada vez más fácil

La primera vez que escuché hablar sobre la Responsabilidad Social Empresarial (Corporativa en aquel entonces) pensé “bueno, si esto es lo que se ha hecho siempre, ¿no?. Empresas del barrio que se unen a causas sociales, a ayudar en diferentes ámbitos”. Quizá este es uno de esos términos que se usan para redefinir algo que se hace desde siempre y, además, desde las pymes, las empresas en contacto directo con los problemas del barrio.

Seguro que conocemos ejemplos desde hace tiempo: bares que dan cafés y/o desayunos gratis, tiendas que se unen o comienzan campañas solidarias, autónomos que ofrecen sus servicios profesionales de forma gratuita a las personas más necesitadas del barrio, etc. Siempre se ha hecho, porque este tipo de negocios siempre ha estado cerca de las personas y han sido sensibles a la problemática social. Perdón, este tipo de negocios no, las personas que regentan y/o trabajan en este tipo de negocios.

Responsabilidad Social Corporativa, Empresas Conscientes

Por Carlota Cruz, representante de Ecoembes en Canarias

Responsabilidad Social Corporativa, Empresas Conscientes

Según el Observatorio de la Responsabilidad Social Corporativa, la Responsabilidad Social Corporativa o RSC es una manera de dirigir las empresas basada en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades, medio ambiente y sociedad en general. Se trata de ir más allá del mero cumplimiento de  la ley, actuando con ética y coherencia en todos los ámbitos en los que la empresa actúa.

Cada vez son más las grandes empresas que integran en sus modelos de negocio esta filosofía, incorporando aspectos como la protección del medio ambiente, la acción social, la integración de colectivos en riesgo de exclusión, etc… Un aspecto clave en estos modelos son los trabajadores. Las políticas de RSC apuestan por mantener un buen clima laboral a través de la conciliación,  la igualdad, la no discriminación y  la formación, de manera que cada trabajador pueda alcanzar todo su potencial en la compañía.

Transformar la empresa desde la óptica de la RSC.

Por Nira Llarena, directora del Gabinete de Comunicación de la Fundación General de la Universidad de La Laguna.

Transformar la empresa desde la óptica de la RSC.

La cultura organizacional de una empresa de corte tradicional suele estar paralizada y poco permeable a los cambios. Proviene de dinámicas y costumbres en el contexto laboral que se encuentran muy afianzadas y que los empleados, en su mayoría, tomarán como inamovibles ya que “siempre se ha hecho así”. Esta situación deja muy poco margen a procesos creativos, a la experimentación o a la optimización de recursos, ya que son los propios empleados los que ponen obstáculos movidos por el miedo a novedades que pueden alterar su “zona de confort”. Por otro lado, la inteligencia colectiva se encuentra aletargada puesto que no hay vías para darle cauce. Es común, igualmente, que se den desigualdades profundas entre trabajadores que se arrastran y se aceptan como inamovibles. Esta y otras causas provocan que existan numerosos conflictos latentes, no resueltos, que de forma más o menos explícita provoquen un deterioro de la capacidad de trabajo en equipo y de la motivación individual y grupal.

Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter