Adal García

Adal García

Ha desarrollado la última década de su trayectoria profesional en el seno del Grupo Adecco, multinacional del sector de los Recursos Humanos, en la cual ha tenido la oportunidad durante la primera mitad de dicha etapa de desarrollar funciones como Consultor de RRHH, Responsable Comercial y como Director de una de sus unidades de negocio. La segunda mitad de la década la desarrolla al frente de los negocios del Grupo Adecco en las Islas Canarias, como Director Regional, responsabilizándose del desarrollo de las operaciones de la Compañía en la región canaria a través de la red de oficinas presentes en el territorio.

En la actualidad emprende un nuevo proyecto profesional, abriendo un nuevo capítulo en su carrera, como Director Gerente de la empresa pública Sinpromi (Sociedad Insular para las personas con Discapacidad) dependiente del Cabildo Insular de Tenerife, referente a nivel regional, no sólo en materia de integración y desarrollo de su colectivo objetivo, sino también como empresa del ámbito social en las islas.

Colabora dentro de la temática de Recursos Humanos.

 


¿Existe el candidato "ideal"?

¿Existe el candidato

Como si de la búsqueda de una quimera o un lejano Dorado se tratase, conceptos como el de “ideal” o “adecuado” se acaban convirtiendo en el objetivo a perseguir por candidatos y contratantes pero, ¿realmente tenemos claro qué es para nosotros el candidato ideal para un puesto?

¿Sabemos a ciencia cierta si nosotros somos “ideales” para ocupar una determinada posición?

Tanto si somos profesionales en busca de una nueva oportunidad laboral, como si somos un empresario necesitado de un profesional determinado, estas preguntas nos asaltarán constantemente y dedicaremos muchos de nuestros esfuerzos en analizar ese perfil “ideal". Los primeros, interesados en conocer el grado de proximidad de su perfil a lo que la oferta demanda, y los segundos preocupados por localizar y acertar en la selección de la persona a la que van a brindar dicha oportunidad. Unos y otros se juegan mucho.

La resiliencia: vital para el cambio en las empresas

La resiliencia: vital para el cambio en las empresas

Cambiar una organización, una empresa, un país o incluso un mundo, empieza con el sencillo paso de cambiarse a sí mismo.

TONY ROBINS

Un día cualquiera en una empresa cualquiera: 

- Empresario: Buenos días Ana, tenemos que hablar. Me he enterado de que a partir del próximo mes de abril va a ser obligatorio que las empresas de más de 150 empleados en plantilla estén dotadas del equipamiento que nosotros fabricamos. 

- Empleada: ¡Fantástico!, una gran oportunidad después de tantos años de sufrimiento. 

- Empresario: Cierto. Necesito que nos sentemos de inmediato y planifiquemos una intensa campaña comercial telefónica. 

- Empleada: ¿Pero...? yo soy la Delegada Comercial, no soy una responsable de televenta. Aquí nunca hemos trabajado de esa manera … 

- Empresario: Lo sé, pero necesitamos adaptarnos a los nuevos tiempos, hemos de reconvertirnos, ser más veloces, más ágiles, más intensos...

¿Nos suena esta situación? Seguro que sí. 

Flexibilidad horaria y organización eficiente en la jornada de trabajo: ¿Realidad o quimera?

Flexibilidad horaria y organización eficiente en la jornada de trabajo: ¿Realidad o quimera?

Si usted, estimado lector, se ha detenido a leer este artículo y en general los que componen y enriquecen continuamente esta página trasladando contenidos en materia de gestión empresarial, es porque debe tener algún tipo de inquietud, personal o profesional en el mundo de la empresa. Es más, y permítame la licencia, presupongo que usted mismo pertenece a un colectivo directamente involucrado en la gestión empresarial, como empleado, directivo, autónomo, gestor de una pyme, o incluso gran empresario. SI esto es así, seguro que coincide conmigo en señalar la gestión del tiempo de trabajo (jornadas, horarios, turnos…) como uno de los retos y desafíos más importantes a los que un profesional se debe enfrentar a diario.

El mencionado reto no viene tanto desde el hecho mismo de tener que organizar estos elementos, personas y tiempo disponible, sino el poder y saber hacerlo dentro  de un marco racional y lógico que viene definido por varios elementos ineludibles: un marco jurídico regulador, unos objetivos empresariales concretos y el debido sentido común (no tan común en ocasiones)  que debe imperar siempre que nos referimos a decisiones de esta naturaleza.

Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter