Los objetivos, siempre con los pies en la tierra

Los objetivos, siempre con los pies en la tierra

¿Cuántas veces nos han fijado en la empresa un objetivo inalcanzable? Hace ya algunos años fui la responsable en Canarias de una empresa de formación continua, y una de mis luchas constantes era el objetivo de ventas mensual del equipo de trabajo. Era desmoralizante ver cómo, aún esforzándonos, nunca llegábamos a la cifra mágica, simplemente porque el objetivo no era objetivo.

Pues esto deberíamos aplicarlo a todo en nuestra vida.

Seamos realistas: Esas historias de megasuperación, no están al alcance de todos, puesto que cada vida está supeditada a su entorno y situación personal. Esa frase tan escuchada de "si yo pude hacerlo, cualquiera puede", no es cierta. No señores, la fuerza de voluntad no es suficiente en muchas ocasiones, por no decir la mayoría de las veces.

Así que vamos a tomar un buen tazón de realismo (que no mágico) y comencemos a fijar objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y con límites de tiempo para su cumplimiento. En estos tiempos en los que nos encanta el uso de anglicismos y acrónimos, a estos objetivos se les llama "SMART", podemos traducirlo como "objetivos inteligentes" y viene dado por las siglas de Specific, Measurable, Achievable, Realistic, y Time-base.

1. Específico. Definir lo que queremos alcanzar. Mi objetivo no puede ser "que mi marca crezca mucho" No estamos siendo específicos, pero si fijamos una cifra o un porcentaje como "crecer un 10% sobre el ejercicio anterior",  ya tenemos clara cuál es la meta a conquistar.

2. Medible. Si no podemos medir, no podemos comparar, analizar o mejorar posibles desviaciones. En el ejemplo anterior fijamos un porcentaje y, con los datos precisos, es sencillo medir las ventas.

3. Alcanzable. El sentido común, en ocasiones, nos juega malas pasadas y se escapa con la lógica para fijar un objetivo alcanzable. Debemos estar seguros de si contamos con la capacidad suficiente para conseguirlo, así como comprometer a cada miembro del equipo involucrado directa o indirectamente en la consecución del mismo.

4. Realista. Evidentemente, el objetivo debe estar dentro de nuestras posibilidades. No es lógico fijar un objetivo que necesite un esfuerzo que no estamos dispuestos a realizar, una inversión que no podemos financiar o flirtear con un público al que no vamos a llegar.  

5. Tiempo. No podemos esperar durante un tiempo indeterminado para lograr nuestra meta. Ésta ha de estar acotada entre una fecha de inicio y de fin. Si esto es así y fijamos además fechas de revisión, podemos tener previsto una serie de planes de contingencia para corregir posibles desviaciones.

Es necesario recordar que no podemos sacarnos un objetivo de la manga y que, si realmente queremos tener éxito (no entramos a valorar quienes hacen sonar la flauta por casualidad) debemos tomarnos en serio el invertir parte de nuestro tiempo en trabajar el plan de  marketing de la empresa, ya que de esta forma tendremos claro todos los aspectos claves para la toma de decisiones y por lo tanto, podremos fijar objetivos reales.

Siempre es necesario realizar el estudio de nuestra situación actual de la forma más objetiva posible, saber cómo se encuentra el mercado, competencia, demanda de productos/servicios, variación de las leyes y todo aquello que nos influye directa o indirectamente.

Una vez fijado los objetivos, comenzaremos a estudiar y trabajar la estrategia empresarial para saber qué tenemos que hacer para obtener los resultados esperados y la táctica para afrontar cómo hacerlo con formas y métodos específicos que aplicaremos de acuerdo a las circunstancias al mejor estilo de Benedetti.

Sobre el Autor

Isa Robayna

Isa Robayna

Actualmente es directora de marketing de Itop Consulting, miembro del Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial de Canarias CIDECAN y regidora y actriz de la Noche Erótica de Vinos Wine&Sex de Bodegas Monje. En el ámbito formativo es docente del Programa Superior de Gestor de Redes y Comunidades Digitales de la Escuela de Negocios de las Islas Canarias ENIC y de las acciones formativas en Social Media de la Universidad Nacional de Educación a Distancia – UNED. Por otro lado, es ponente y gestora de contenidos, especializada en identidad digital, RSC y cultura y directora de la acción solidaria bancodejuguetes.com (premio Valor Social Cepsa 2012). Diplomada y especialista en Marketing y Comunicación.

Colabora dentro de la temática de Marketing y Ventas.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter