• Inicio
  • Temas
  • Finanzas y Fiscalidad

Canarias financia

Canarias financia

Canarias habla el lenguaje del emprendimiento y la innovación. Desde su nacimiento en 1977, primero como Sodican, la Sociedad para el Desarrollo Económico de Canarias, S.A. (Sodecan) ha jugado un papel activo en la dinamización económica de las Islas. Atrás quedan los tiempos en los que Sodican impulsó la industrialización de Canarias, en los albores de nuestra democracia, antes de que el Estado de las Autonomías hiciera cambiar de manos la titularidad de la empresa y su foco de atención. La “e” en lugar de una “i” no es, pues, anecdótica; responde a la ampliación de su orientación sectorial.

Sodecan, empresa pública del Gobierno de Canarias, lleva financiando proyectos empresariales viables e innovadores desde 1983, pero fue en 2012 cuando el Gobierno decidió modificar su objeto social para convertirla en el instrumento principal de la política de crédito público de la Comunidad Autónoma. Entre abril de 2012 y diciembre de 2013, el Gobierno de Canarias creó los fondos JEREMIE Canarias, Innovación e I+D y encomendó a Sodecan su gestión, así que podemos decir que durante el ejercicio 2013, Sodecan consumó el proceso de reordenación de su actividad.

La decisión respondía a la oportunidad que generaron los fondos europeos en el período de programación 2007-2013. Surgían los instrumentos de ingeniería financiera para mejorar el acceso a la financiación para los emprendedores y las pequeñas y medianas empresas, y se producía un cambio de paradigma, ya que los instrumentos financieros se convertían en la alternativa a las subvenciones -sin la desaparición de éstas-. Los beneficios son evidentes: una mayor solvencia, la corresponsabilidad, el efecto “revolving” que permite reutilizar el dinero a medida que se va recuperando y, por último, el apalancamiento financiero que se logra con la asociación de recursos públicos y privados.

Gracias entre otros a Sodecan, el Gobierno de Canarias está colocando a los emprendedores y las pymes en el centro de las políticas económicas, y está poniendo los instrumentos financieros al servicio de la economía real. En este contexto, el rol de Sodecan es el de cubrir los fallos del mercado, haciendo posible la puesta en marcha de proyectos empresariales que lo tienen especialmente difícil para acceder a financiación privada. El paquete de instrumentos financieros ofrecido por Sodecan cubre las necesidades de financiación en la creación, la consolidación y la expansión de las empresas, tanto en sectores tradicionales como en los de base científica y tecnológica.

Estamos en el año de cierre del programa operativo -prorrogado en su momento- y es momento de hacer balance. Será el Gobierno de Canarias quien identificará en los próximos meses las oportunidades de mejora de unos fondos y unos instrumentos que han abierto la puerta de entrada a empresas en fase de arranque y han facilitado el acceso al crédito para proyectos de expansión, están siendo un mecanismo real de transferencia, y están favoreciendo la actualización tecnológica y el incremento de la competitividad, además de contribuir a la sinergia entre lo público y lo privado.

Las ideas han estado claras desde el principio: algo más de cincuenta millones de euros de inversión pública podrían llegar a movilizar unos ciento veinte, lo que demuestra la oportunidad de la iniciativa. Y así lo entendieron, por ejemplo, quienes en enero pasado eligieron la gestión del Fondo JEREMIE Canarias, uno de los tres encomendados a Sodecan, como mejor acción cofinanciada por el FEDER en España.

La experiencia ha sido novedosa en España. En pocas comunidades autónomas, los emprendedores y pymes disponen de instrumentos de financiación como los gestionados por Sodecan; nuestra oferta es, sin duda, la más diversificada. El hecho, sumado a los beneficios económicos y fiscales exclusivos de las Islas, convierte a Canarias en un polo de atracción para la inversión.

Se me ocurren pocas demandas que no puedan cubrirse a través de los microcréditos, la línea de avales, los préstamos participativos para emprendedores tecnológicos, la coinversión, la línea de apoyo a las empresas para innovación, autoconsumo y eficiencia energética, o la concebida para proyectos de I+D. No obstante, podemos y debemos mejorar la oferta y la gestión; tenemos en definitiva que adaptar nuestra contribución a las necesidades cambiantes de la empresa canaria. Queremos abrirnos a la sociedad de las Islas, porque es quien mejor conoce lo que precisa. Nos interesa la opinión de los emprendedores y las pequeñas y medianas empresas. Les animo a que también para ello se sirvan de este nuevo canal de comunicación y debate.

Sobre el Autor

José Joaquín de Bethencourt

José Joaquín de Bethencourt

Licenciado en Farmacia por la Universidad de La Laguna con un Master en Dirección General de Empresas, inicia su carrera profesional en política local como Concejal del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en 1987. Tras esto, se incorpora a empresas tan destacadas como Mercatenerife o Cervecera de Canarias. Asimismo destaca su actividad como Consejero Insular del Cabildo de Tenerife en el período 2003-2015 con competencias en materia de Aguas, Agricultura, Ganadería y Pesca.

Actualmente es Consejero Delegado de Sodecan (Sociedad para el Desarrollo económico de Canarias) Su perfil profesional es el resultado de combinar una amplia experiencia laboral en los sectores público y privado, con responsabilidades directivas y ejecutivas, formación técnica y empresarial reconocida, demostrables habilidades asociadas a la gestión y las relaciones interpersonales y alto conocimiento del entorno. 

Colabora dentro de la temática de Finanzas y Fiscalidad. 

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter