• Inicio
  • Temas
  • Dirección y Emprendeduría

¿Por qué es mejor tener un coche con renting?

El auge del renting evidencia un cambio de mentalidad del empresariado.

¿Por qué es mejor tener un coche con renting?

En España, social y culturalmente, siempre nos ha parecido mejor opción comprar que alquilar. Toda la vida hemos estado escuchando que es mejor no tirar el dinero con un alquiler y adquirir, por ejemplo, una vivienda propia. Pero los cambios económicos de los últimos años, además de demostrarnos que quizás no era tan cierto este paradigma, también nos obliga a adaptarnos a un nuevo escenario que no nos permite seguir aplicando las fórmulas del pasado. Y esto ocurre tanto en nuestra vida personal como profesional.

Por eso debemos asumir que todo cambia, y por ende afecta también a cómo gestionamos nuestros recursos en el ámbito laboral. Uno de estos recursos, fundamental para muchos empresarios y autónomos, es el vehículo con el que desarrollan su actividad profesional. Hasta ahora el coche se veía como un gasto, puesto que es un bien que no se revaloriza y muy al contrario, se deprecia desde el momento en que es matriculado y puesto al uso. Así que, ¿por qué no reformular la manera en que adquirimos este bien necesario? Y es aquí donde aparece la figura del renting.

En Europa y Estados Unidos es algo que el empresariado tiene totalmente normalizado, pero como en muchas otras cosas, en España aún cuesta un poco que los empresarios descubran las ventajas y beneficios que les ofrece frente a la compra y renovación de flotas en propiedad.

Según los datos actualizados de la Asociación Española de Leasing y Renting, en el mes de septiembre de 2016 el renting de vehículos en Canarias había crecido en un 42% con respecto al mismo mes del año anterior. Esto significa un total de 1.049 operaciones. Y en España, el acumulado del año arroja una cifra de un incremento del 17%. Ante estos datos esperanzadores para el sector, podemos intuir que la mentalidad de los españoles, y en concreto, la del empresariado canario, está cambiando.

Queremos creer que esto se debe a que finalmente, han comprendido en qué consiste el renting y qué cosas buenas les aporta. Vamos a ir desgranando estas ventajas frente a la compra tradicional

  • Consiste en alquilar a largo plazo un vehículo, incluyendo en las cuotas un atractivo paquete de servicios. 
  • Son automóviles totalmente nuevos y el catálogo de la oferta es el mismo que si fuese en venta. El cliente elige y encarga a la compañía de renting el modelo que necesita, sin importar su dimensión o funcionalidades. 
  • Se integran gastos como comisiones, matriculación, tasas, impuesto de circulación, asistencia en carretera, gestoría, averías, seguro, revisiones y mantenimiento en una cuota mensual fija. Es el cliente el que decide el importe de esa cuota y el tiempo para pagarla. 
  • El cliente puede presupuestar sus gastos mensuales sin sustos ni incertidumbre. 
  • El pago de esta cuota es deducible al 100% sin incluir el IVA o el IGIC, en el impuesto de sociedades y en el IRPF. 
  • No hay que hacer un importante desembolso inicial. 
  • No merma la liquidez, por lo que mejoran los ratios de endeudamiento y la rentabilidad sobre activos.

 

Más comodidad

Uno de los aspectos que definen al empresario y al autónomo, independientemente del tamaño de su negocio, es la falta de tiempo. Nadie quiere asumir más trabajo, sobre todo si es engorroso, por gusto. Por eso, cualquier solución que aporte más comodidad al cliente, de entrada, es una buena elección.

Y esto precisamente ofrece el renting: además de las ventajas fiscales y dinerarias ya señaladas, hay un intangible que hay que valorar también y es el ahorro de tiempo. El cliente que tiene un renting se olvida de todos los trámites y gestiones que supone su vehículo y además, no asume los riesgos de tener el coche en propiedad. La empresa de renting le cede el uso y disfrute del automóvil y le exime del resto de gestiones administrativas y de mantenimiento.

Por otro lado, los sectores que más demandan renting para su flota es la industria química y farmacéutica, el comercio al por mayor, transporte, almacenamiento, alimentación, bebidas y tabaco, y la producción y distribución de energía eléctrica, gas y agua. Esto nos da una ligera idea del enorme valor que aporta el renting a empresas muy diversas.

El auge de este tipo de operaciones evidencia que estamos ante un cambio de mentalidad empresarial que a su vez indica que somos capaces de adaptarnos a los tiempos.

 

 

 

Sobre el Autor

Fernando Abásolo Alessón

Fernando Abásolo Alessón

Consejero delegado de la empresa Archipiélago Renting. Se licenció en Ciencias Económicas por la universidad de La Laguna en el año 1986 y ese mismo año empezó a trabajar en Bankinter donde pasó por diferentes puestos y departamentos dentro de la entidad hasta acabar como director de Banca de Empresas de Tenerife. En el año 2001 deja Bankinter y se incorpora al grupo Archiauto SA donde actualmente ejerce como Director de Planificación y Desarrollo de negocio llevando a cabo diferentes actividades dentro del grupo que implican la generación y desarrollo de nuevas líneas de negocio.

 

Colabora dentro de la temática Dirección y Emprendeduría.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
Cajasietecontunegocio
Comprometidosconnuestragente

Suscríbete a nuestra Newsletter